La marca automovilística estadounidense Ford, a través de su filial conjunta Ford Otosan, ha invertido 52 millones de dólares (unos 44,1 millones de euros) para la producción del modelo Transit.

Con esta inversión, la planta de Kocaeli en Turquía ampliará en 40.000 unidades su producción, hasta los 330.000 vehículos al año, lo que representará un 12 % más, según ha explicado el fabricante en un comunicado.

La compañía ha puesto de relieve que está aumentando la capacidad de producción del Transit, Transit Custom y Tourneo Custom para satisfacer la creciente demanda de los clientes en Europa.

Según anunció la marca a principios de año, el Transit Custom se empezará a producir a finales de 2017 para comenzar con las entregas a los clientes a principios del que viene.

Además, en 2019 llegará la versión híbrida enchufable.