EFEParís

El Gobierno francés ha asegurado que si, Renault quiere acceder al préstamo de 5.000 millones que tiene previsto concederle, debe localizar en Francia "sus actividades tecnológicamente más avanzadas".

El anuncio lo ha hecho el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, en una entrevista al diario "Le Figaro", en la que recuerda que todavía no ha firmado ese crédito para Renault.

Además, para acceder a esa ayuda Renault deben asumir compromisos para desarrollar vehículos eléctricos, respetar a sus proveedores en la actual situación y que las actividades más punteras las tengan en Francia.

"Todas las ayudas que aportamos a las empresas tienen que orientarse en dos direcciones: la descarbonización de la economía francesa y la mejora de su competitividad", según el ministro que ha reaccionado así a la noticia de que el Grupo Renault se está planteando cerrar fábricas en Francia

El Estado francés es, junto a Nissan (con la que Renault tiene un alianza), el principal accionista, con un 15 % cada uno.

El grupo del rombo presentará a finales de la semana próxima un plan de futuro, después de que lo haga el día 27 con las otras dos compañías que forman parte de su alianza, Nissan y Mitsubishi.

En ese plan se espera que concrete un programa de ajuste que su consejera delegada interina, Christine Delbos, había anunciado en febrero, antes de que estallara la crisis del coronavirus, y que había cifrado en 2.000 millones de euros.