EFEMadrid

El fabricante italiano de motos ha lanzado una edición limitada (a 750 unidades) de su modelo V7 Stone III, que destaca por un mayor equipamiento, materiales más elaborados y detalles en rojo.

La Guzzi V7 III Stone S, que es su nombre comercial completo, está propulsada por un motor de gasolina de dos cilindros, 750 c.c. y 52 CV.

Dentro de la marca del águila, la letra S se utiliza para recordar a las Guzzi deportivas de los años 70, como la 750  S de 1974, que se inspiró en la V7 Sport de 1971 (las primeras 200 unidades llevaban su chasis pintado en rojo).

La  Guzzi  V7 III Stone 6 ya está a la venta

La Guzzi V7 III Stone S (cuesta 10.669 euros, pero la marca ofrece un descuento de 1.320 euros) se diferencia por los faros de tecnología Led, porque el depósito de combustible (cromado y satinado) está protegido en la parte superior por una correa de cuero negra, por un guardabarros trasero más corto y elegante y por los nuevos espejos retrovisores en los extremos del manillar.

Además, en la tija superior del manillar la Stone S lleva grabado el número limitado que le corresponde de las 750 unidades que se van a fabricar, hay numerosos detalles en rojo para resaltar su deportividad (caso de las costuras del asiento) y se ha empleado aleación de aluminio para el tapón de combustible (con cerradura en negro anodizado) y en los paneles laterales, con un logotipo específico.

Al igual que en el resto de V7 III Stone, el grupo de instrumentos esencial es una única pantalla circular con un cuentarrevoluciones analógico y el resto de la información se muestra en la pantalla digital.