EFEMadrid

El nuevo Hyundai i20, que acaba de ser lanzado en España, contará en la primavera de 2021 con una versión deportiva N de 204 CV y 275 Nm para la que la marca surcorena ha utilizado su experiencia en el mundo de los rallies.

El Hyundai i20N será el tercer modelo de la gama N de altas prestaciones, tras los i30 N e i30 Fastback N, disponible con potencias de 250 CV y 275 CV (ésta última con el paquete Performance).

Hyundai define al I20 N -del que no ha facilitado el precio- como el vehículo idóneo para circuito, ya que está inspirado en el coche de rallies i20 Coupe WRC, con el que comparte peso: 1.190 kilos.

Transmisión manual de seis velocidades y entrega de potencia plana

Está propulsado por un motor 1.6 GDi turboalimentado de nueva generación con transmisión manual de seis velocidades, con el que alcanza una velocidad máxima de 230 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos.

Según el fabricante, ofrece una potencia "plana" para proporcionar más par y más potencia a revoluciones más bajas, lo que permite disfrutar de todo el potencial del motor en condiciones cotidianas de circulación.

Monta diferencial N Corner Carving para regular la transferencia de potencia a las ruedas delanteras, lo que conlleva una tracción más óptima y mejora el agarre en curva.

Para garantizar una experiencia de conducción deportiva y divertida, el sistema de control N Grin ofrece cinco modos de conducción (Normal, Eco, Sport, N y N Custom), el control de estabilidad ESP puede desconectarse o ponerse en modo deportivo y disponemos de la función Launch Control (para una aceleración más rápida desde parado).

Además, contamos con un cronómetro de vueltas y aceleración, y de un sistema de datos de conducción para monitorizar y mejorar las habilidades del conductor en circuito que informa sobre potencia, par y acción del turbo.

Chasis, suspensión, frenos y dirección optimizados

Los ingenieros han reajustado y refinado el chasis (se ha reforzado en doce puntos diferentes), así como la suspensión (cuenta con una mayor inclinación para mejorar la tracción), los frenos (son de alto rendimiento con discos delanteros 40 milímetros más grandes que los del i20 de calle) y la dirección (más directa y precisa para conducción deportiva).

Otras funciones inspiradas en la competición son un generador de sonido eléctrico, un control variable del silenciador para un sonido de escape perfecto, así como una calibración del freno con el pie izquierdo, un indicador de desgaste de las pastillas de freno (PWI) y neumáticos de ultra alto rendimiento Pirelli P-Zero en la dimensión 215/40 R18 con la marca “HN” (que significa “Hyundai N”).

Al igual que el i30 N, el i20 N cuenta con una gama de funciones de conducción de alto rendimiento como el ajuste de revoluciones (Rev Matching), que sincroniza el motor con el eje de salida y permite cambios de marcha descendentes más suaves o más deportivos. 

En materia de seguridad, equipa el paquete de ayudas a la conducción Hyundai Smartsense, que incluye los asistentes anticolisión frontal en ciudad y carretera con detección de peatones, de límite de velocidad inteligente, de seguimiento de carril y de advertencia de colisión en el ángulo muerto.

Carrocería diez milímetros más baja

El Hyundai i20 N se ofrece en seis colores exteriores, incluido el distintivo Performance Blue exclusivo de los modelos Hyundai N; que contrastan con detalles en rojo y a los que se puede sumar el techo pintado en color negro.

Exteriormente también se diferencia por que su carrocería es 10 milímetros más baja que el i20 de calle, por la entrada frontal grande de aire para refrigerar el motor, por la parrilla inspirada en la forma de una bandera a cuadros, por el alerón trasero inspirado en la competición WRC, por la salida de escape única y por la luz antiniebla trasera triangular (como en los i30 N e i30 Fastback N).

En el interior, en color negro, destacan los asientos deportivos con reposacabezas integrados exclusivos, la instrumentación digital y la pantalla AVN (con un área de LED en color rojo que varía según la temperatura del aceite del motor o un indicador de cambio de marchas que informa del mejor momento para cambiar de velocidad).