EFEMadrid

Jaguar Classic celebrará el 70 aniversario del C-Type, su legendario bólido de carreras, con una producción limitada de 9 unidades que se fabricarán a mano en las instalaciones que la marca británica tiene en Coventry (Reino Unido).

El C-Type, que fue diseñado por Malcolm Sayer y se fabricó entre 1951 y 1953, ganó las 24 Horas de Le Mans en su debut en 1951. Fue la primera de las siete victorias de Jaguar en esta prueba francesa de resistencia.

A partir de 1952, el C-Type fue el primer vehículo en contar con frenos de disco, una tecnología que desarrollaron Jaguar y Dunlop. Gracias a ella Stirling Moss logró la victoria en el Gran Premio de Reims (Francia) y la marca inglesa volvió a ganar en 1953 las 24 horas de le Mans.

De las 53 unidades del Jaguar C-Type fabricadas en los años cincuenta, 43 se vendieron a clientes privados, pero la especificación del C-Type de venta al público se limitó a modelos con frenos de tambor, carburador SU doble y 200 CV, como era habitual en los vehículos de competición de 1951.

Jaguar Classic tiene previsto fabricar ocho de las nueves réplicas del C-Type antes de que en 2022 se celebran los 70 años del modelo.

Para ello los ingenieros de Jaguar Classic han tomado como punto de partida la experiencia obtenida en los programas del Lightweight E-Type, XKSS y D-Type de Jaguar Classic.

Han consultado los archivos de Jaguar y cotejado datos escaneados de un C-Type original. Además han utilizado la última tecnología de diseño asistido por ordenador para crear el C-Type de nueva producción más auténtico posible.

Los clientes que quieran hacerse con alguna de las réplicas -la marca no ha comunicado el precio- podrán hacerlo a través de una página web (www.classicvisualiser.jaguar.com), en la que podrán elegir entre 12 colores exteriores y ocho interiores.

Entre los opcionales que se ofrecen destacan la protección antivuelco, un sistema de retención con arnés aprobado por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), círculos de competición, una insignia en el volante o una inscripción en el capó.