EFEMadrid

Jaguar Land Rover participará durante dos años en un proyecto en el que usará tecnología aeroespacial para poner a prueba los nuevos metales ligeros y compuestos de sellado que se emplearán en los vehículos del futuro.

Según ha explicado el grupo automovilístico británico, analizará cómo responden los materiales a los entornos corrosivos en algunas de las condiciones físicas "más extremas" del planeta a lo largo de 400.000 kilómetros por toda Norteamérica.

Para ello las muestras de los nuevos metales y compuestos que planea emplear en sus modelos de Jaguar y Land Rover se integrarán en sensores de calidad aeroespacial.

Estos sensores analizarán el rendimiento de los materiales de manera continua y enviarán esos datos al equipo de desarrollo de productos de Jaguar Land Rover en el Reino Unido, para que así los ingenieros puedan predecir con exactitud el comportamiento que tendrán durante el desarrollo de los nuevos programas de vehículos y garantizar un acabado duradero y de mayor calidad.

Jaguar Land Rover participa en la investigación del GDA

Esta investigación forma parte del Gesamtverband der Aluminiumindustrie e.V. (GDA), un consorcio de fabricantes de aluminio y de vehículos que estudian la longevidad de los materiales y cómo estos pueden ser más ligeros y duraderos.

Jaguar Land Rover tiene en marcha la estrategia Destination Zero, con la que busca un futuro con "cero emisiones, cero accidentes y cero atascos"; y para la que considera una "pieza fundamental" trabajar con los líderes del sector en garantía de calidad y fabricación para desarrollar nuevos vehículos ligeros y reducir aún más las emisiones.