EFEMadrid

Jaguar ha aprovechado la actualización de la versión más dinámica del todocamino F-PACE, la denominada SVR, para incrementar sus prestaciones, dotarle de un exterior más deportivo y un interior más lujoso, y para incorporarle los últimos avances en conectividad.

El Jaguar F-Pace SVR, disponible desde 121.100 euros y cuyas primeras unidades llegarán a España en febrero próximo, monta un motor Jaguar de 5.0 litros y V8 de gasolina sobrealimentado con una potencia de 550 CV, que ahora ofrece una curva de par mejorada, que le permite alcanzar los 700 Nm (20 Nm más).

El F-Pace SVR ahora pasa de 0 a 100 km/h en 4 segundos (con la nueva función Dynamic Launch) y puede alcanzar una velocidad máxima de 286 km/h. El cambio que lleva (de ocho velocidades) es el de convertidor de par que se usó en la berlina XE SV Project 8, que batió un récord de velocidad.

El Jaguar F-Pace SVR gana en dinámica

Para que el conductor tenga todo bajo control y la dinámica sea mayor, los ingenieros han optimizado la refrigeración, los discos de freno (de 395 y 396 milímetros) y la sensación al pisar el pedal de freno, se ha calibrado la cremallera de la dirección (es más directa) y se han rediseñado los amortiguadores. En paralelo, han potenciado el sonido del escape.

La tracción es total y dispone de un software predictivo y reactivo que puede distribuir el par a los ejes delantero y trasero de forma independiente y casi de inmediato, la suspensión es adaptativa para lo que analiza de forma continua la aceleración, la dirección y la actividad del pedal del acelerador y del freno. La respuesta de todos estos elementos se puede cambiar en función del modo de conducción elegido: Comfort o Dynamic (también hay Eco y Rain Ice Snow).

Exterior más deportivo e interior más lujoso

El exterior del F-Pace SVR también cambia y ahora se basa en la experiencia en la competición del equipo de SV, que ha introducido mejoras en el flujo del aire y la aerodinámica con nuevas entradas de aire y ventilación para reforzar la refrigeración de los frenos y del motor.

El paragolpes delantero ha sido rediseñado con elementos en forma de X y de hoja , en la calandra hay rejillas laterales para dirigir el aire hacia los pasos de rueda, el capó se ha prolongado y la joroba central es más ancha con tomas de aire a los lados y los faros ultra finos son nuevos e incorporan el distintivo "Chicane" del I-Pace eléctrico.

En el interior la consola central es más deportiva (incluye un cargador inalámbrico para el móvil y ofrece más espacio)i, el selector de cambios es nuevo, así como el mando giratorio metálico de los modos de conducción.

La pantalla central es táctil de 11,4 pulgadas (un 48% más amplia) y desde ella se accede al nuevo e intuitivo sistema de infoentretenimiento Pivi Pro (con dos tarjetas SIM), mientras que la del cuadro de relojes es de 12,3 pulgadas y se puede complementar opcionalmente con el head-up display que proyecta la información más relevante en el parabrisas.

La actualización del software a distancia está garantizada con la función de software inalámabrico SOTA.

En materia de asistentes a la conducción, estrena el Clear exit monitor, que alerta a todos los pasajeros de la presencia de un vehículo o un ciclista cercano cuando van a bajarse del coche