EFE/Javier Millán JaroMadrid

La surcoreana Kia, que quiere convertirse en la marca asiática número 1 en Europa, ha vuelto a apostar por diseñar y desarrollar en el Viejo Continente la nueva generación de uno de sus modelos más carismáticos, el compacto Ceed, que representa un 16 % de sus ventas.

A los seguidores de la marca les extrañará que hayamos escrito Ceed todo junto y sin apóstrofe, pero así es como se denomina este modelo en la tercera generación que acaba de estrenar, frente a la primera (2006-2012) y segunda (2012-2018) en las que su nombre comercial era Cee'd.

Desde 2006 y hasta la fecha se han vendido en Europa del Kia Cee'd más de 1,3 millones de unidades, por lo que la marca surcoreana lo considera un modelo fundamental del éxito que tiene en Europa.

El nuevo Kia Ceed ha sido diseñado en Europa

Nuevamente el centro de diseño que el fabricante asiático tiene en la localidad alemana de Fráncfort ha sido el encargado de su desarrollo.

Según el jefe de diseño de Kia Motors Europa, Gregory Guillaume, lo que han buscado con el nuevo Ceed es un producto más maduro, que no tuviera que llamar la atención para subir en ventas.

Para conseguirlo se han basado en la línea del pro cee'd, al que han dado una imagen más deportiva.

El Kia Ceed es más bajo y más ancho

Esto lo han logrado con una altura menor (es 23 milímetros más bajo, mide 1,44 metros), una mayor anchura (20 milímetros más, hasta 1,80 metros) y un alerón trasero un poco más grande.

Sus formas son así más proporcionadas y también más aerodinámicas.

En la vista delantera destacan la parrilla delantera 'tiger nose', que es más estrecha y ocupa menos espacio a lo ancho que la rejilla de ventilación inferior; y las luces de posición de led de cuatro puntos que enmarcan los faros.

En la trasera predomina la horizontalidad de los faros con tecnología de Led, el difusor trasero y la salida de escape ovalada.

El puesto de conducción es muy ergonómico

Por lo que respecta al interior, el cuadro de mandos está ligeramente inclinado hacia el conductor, lo que facilita enormemente consultar la información relativa al ordenador de a bordo, el equipo de música o los asistentes a la conducción.

Los plásticos empleados son mullidos al tacto y la pantalla central no está encastrada, lo que ha permitido situarla en una posición más elevada que si estuviera integrada en el salpicadero.

Por debajo de ella se sitúan los mandos de la radio y algo más abajo los de la climatización bizonal. En un plano más inferior está situada una guantera abierta, que acoge el cargador inalámbrico.

Si a este espacio le sumamos el cofre central y los huecos de las puertas para transportar botellas, el resultado es que los pasajeros disponen de diferentes zonas para dejar todo lo que lleven en sus bolsillos y en las manos.

El Kia Ceed destaca por su espacio para las piernas

Para lo que también van a contar con espacio suficiente es para viajar cómodamente. Con un conductor de 1,82 metros de largo, el pasajero de atrás puede medir lo mismo sin que las piernas vayan pegadas al respaldo del asiento delantero.

No sucede lo mismo en altura, ya que conductores de más de 1,80 metros van a tener que jugar con la banqueta para no dar con la cabeza en el techo, especialmente si, como la unidad analizada, monta el techo eléctrico practicable.

Esto también afecta en parte a los pasajeros de atrás, que para hacer más confortable su estancia disponen de salida de aire en el túnel central, que no es muy invasivo, lo que permite acomodarse a tres personas en la segunda fila.

Maletero de 395 litros y muy aprovechable

Antes de cerrar el capítulo del interior, decir que el maletero (de 395 litros) tiene espacio reservado para la rueda de repuesto, que es algo por lo que no suelen apostar muchas marcas.

Las formas del maletero le hacen muy aprovechable. Los litros que ofrece se puede ampliar abatiendo los asientos en una proporción 60:40, aunque no llegaremos a disfrutar de un suelo plano para transportar objetos largos.

De lo que sí dispondremos es de un plano de carga que está a menos de medio metro del suelo, lo que es toda una ventaja a la hora de utilizar el maletero.

Un comportamiento dinámico que agradará a muchos conductores

En cuanto a su comportamiento dinámico decir que el motor diésel de 136 CV probado es muy satisfactorio para la mayoría de los conductores.

Tiene la suficiente potencia para no tener que reducir una marcha en las recuperaciones, es lineal en la entrega de potencia, con lo que tiene respuesta en todos los rangos, y es frugal en el consumo.

La marca le ha homologado un gasto medio de gasóleo de 4,3 litros a los 100 kilómetros, que en la prueba realizada ha sido de 5,3 l/100 km.

De la transmisión indicar que es muy fluida y las transiciones entre relaciones se hacen sin tener que forzar la palanca.

Un compacto a tener en cuenta

En definitiva, el Ceed es una buena opción para los que no hayan sucumbido a la moda de los todocaminos y busquen un coche compacto y amplio, con unos consumos contenidos.

Como es habitual en Kia, su precio se sitúa en la media, pero su garantía es muy superior, ya que es de 7 años.

Entre sus competidores más directos están Hyundai i30 (136 CV y desde 23.225 euros), Opel Astra (136 CV y desde 20.862) o Peugeot 308 (130 CV y 20.550).

FICHA TÉCNICA

-----------------------

- Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,31/1,80/ 1,44 metros

- Motor: cuatro cilindros

- Cilindrada: 1.598 c.c.

- Potencia: 136 CV a 4.000 rpm

- Par máximo: 280 Nm a 1.500-3.000 rpm

- Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,2 segundos

- Velocidad máxima: 200 km/h

- Caja de cambios: manual de seis relaciones

- Tracción: delantera

- Consumo medio: 4,3 l/100 km

- Capacidad del maletero: 395 litros

- Capacidad del depósito de gasóleo: 50 litros

- Precio: 21.070 euros