EFEMadrid

Las reiteradas críticas a la eficiencia de los híbridos enchufables y la revisión de las etiquetas medioambientales que prepara la Dirección General de Tráfico (DGT) han llevado a Audi a salir en su defensa y a asegurar que este tipo de vehículos son mejores de lo que la gente piensa.

Frente a los que reiteran que son demasiado complejos y pesados o poco sostenibles, la marca alemana de los cuatro aros considera que sus beneficios son a "tiempo completo, aunque sean vehículos eléctricos a tiempo parcial".

Los híbridos enchufables de Audi combinan un motor de gasolina de cuatro o seis cilindros con otro eléctrico (con éste pueden circular con cero emisiones hasta 59 kilómetros) y están disponibles en los modelos A6, A7, A8, Q5 y Q7 (también están previstos en los A3, Q8 y Q3).

La corriente que alimentan los motores eléctricos es suministrada por una batería con celdas de ión litio que está ubicada bajo el piso del maletero y que puede recargarse en 6 horas y media en una toma corriente doméstica de 230 voltios y en 2 horas y media en un cargador trifásico de corriente alterna de 400 voltios con una potencia de 7,4 kW.

Los híbridos enchufables de Audi contribuyen a la movilidad sostenible

Por ello, Audi considera que los híbridos enchufables o PHEV (por su acrónimo en inglés) no son una tecnología de transición, sino un "complemento útil" en las gamas actuales y una "contribución significativa" a la movilidad sostenible, ya que pueden ser para algunos conductores la "solución ideal para una conducción diaria sin emisiones".

Estos argumentos llevan al fabricante a descartar que actualmente ofrezca una gran cantidad de modelos con esta tecnología por las exenciones fiscales y ayudas del Gobierno que puede recibir el cliente. En su opinión, pueden ser un incentivo de compra, pero no son el único factor decisivo en muchos casos.

Respecto a las críticas de que los PHEV consumen más que un vehículo de combustión tradicional cuando han agotado la batería que les permite ir en modo eléctrico, la marca alemana explica que esto depende del tipo de conducción y recuerda que para aumentar la autonomía sus coches cuentan con frenada regenerativa y programas de eficiencia.

Tampoco comparte que no sean "suficientemente prácticos para todo uso" en cuanto a habitabilidad y versatilidad porque las baterías les restan espacio.

Esto lo ha paliado integrando de tal forma la batería que permite seguir contando con un piso plano para la carga de objetos voluminosos con el simple gesto de abatir los respaldos de los asientos traseros.

Pero, por si esto no fuera suficiente para algunos conductores, Audi ofrece un enganche de remolque para todos sus PHEV (excepto el A8), que tienen una capacidad de remolque idéntica a sus "hermanos" de combustión.

Los PHEV de Audi cuentan con soluciones tecnológicos que incrementan la eficiencia

Otro punto a tener en cuenta que resalta de los PHEV es que disponen de soluciones tecnológicas para lograr la máxima eficiencia posible, como son un sistema de preclimatización (durante la recarga de la batería se puede programar el coche para que el interior esté a la temperatura que fijemos desde el móvil antes de ponernos al volante) o un pedal de acelerador háptico (un pequeño toque avisa al conductor de que deje de acelerar cuando se acerca a una plazoleta, a una retención o un semáforo gracias a la navegación conectada).

La potencia de los PHEV de Audi es de 376 CV para las versiones de cuatro cilindros (A6, A7 y Q5) y de 456 CV para las de seis (Q7 y A8). En algunos mercados europeos hay una segunda variante híbrida enchufable ligada al motor de gasolina 2.0 TFSI, cuya potencia conjunta es de 299 CV.