EFEWashington

General Motors (GM), el grupo Fiat Chrysler (FCA), Toyota, Nissan, Hyundai-Kia, Subaru y Mazda han asegurado que el mes de marzo y, más específicamente, la propagación de COVID-19 en Estados Unidos, ha hundido la demanda de vehículos de la noche a la mañana.

GM, el mayor fabricante estadounidense, perdió un 7 % de sus ventas en el primer trimestre, mientras que la caída registrada por el tercer fabricante nacional, FCA, fue del 10 %. El Grupo Ford da a conocer este jueves sus resultados

Por su parte, el descenso en las matriculaciones del Grupo Toyota fue del 8,8 % en los tres primeros meses del año; del 29,6% para el grupo Nissan y del 5,4% para la surcoreana Hyundai-Kia.

Otros dos fabricantes japoneses, Mazda y Subaru, perdieron respectivamente un 4,5 y un 16,7 %, respectivamente; mientras que la alemana Volkswagen se dejó en el trimestre un 13,7 % de sus ventas.

Los fabricantes de automóviles ya habían advertido que la COVID-19 había causado estragos en sus negocios durante las últimas semanas de marzo, cuando la pandemia se propagó rápidamente por Estados Unidos y numerosas jurisdicciones decidieron confinar sus poblaciones.

Los fabricantes aseguran haber empezado a reaccionar a la nueva realidad de concesionarios cerrados y consumidores encerrados en sus hogares a la espera de que el brote epidémico remita en lugares como Nueva York, California o Texas.

GM ha recordado que se pueden realizar todos los pasos necesarios para adquirir un vehículo sin salir de casa a través de internet, al igual que FCA, que además ha lanzado el programa "Drive Forward", con incentivos especiales como financiación al 0 % durante 84 meses y el retraso de los pagos durante 90 días en algunos modelos.