EFEMadrid

Las versiones más deportivas de los todocamino Q7 y Q8, las que llevan la letra S delante, llegarán al mercado en otoño propulsadas por un motor de gasolina V8 de 507 CV, con el que aceleran de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos.

Audi no ha facilitado los precios en España, pero, para que los clientes potenciales se hagan un idea de la tarifa a desembolsar, en Alemania parten de los 93.287 y los 101.085 euros, respectivamente.

Los Audi SQ7 y SQ8 4.0 TFSI pasan de 80 a 120 km/h en 3,8 segundos y tienen una velocidad máxima (limitada electrónicamente) de 250 km/h.

Su propulsor V8 biturbo cuenta con sistema de desconexión de cilindros (cuando se circula a ritmos moderados automáticamente dejan de funcionar 4 para así reducir el consumo, que vuelven a entrar en funcionamiento cuando se demanda al propulsor más potencia).

También son de serie la transmisión automática Tiptronic de 8 velocidades, la tracción integral permanente Quattro, el tren de rodaje con la suspensión adaptativa Sport, el control de amortiguación o la dirección a las cuatro ruedas (a baja velocidad las traseras giran hasta 5 grados en dirección contraria para facilitar las maniobras, mientras que por encima de los 60 km/h lo hacen ligeramente en la misma para mejorar la estabilidad y los cambios rápidos de dirección).

Además, el conductor puede elegir hasta siete perfiles de conducción (Confort, auto, dynamic, efficiency, allroad, offroad e individual) a través del Audi drive select.

El Audi SQ7 sale de fábrica con llantas de 20 pulgadas (opcionalmente puede ser hasta 22 pulgadas), mientras que en el Audi SQ8 las de serie son de 21 pulgadas (se pueden elegir hasta de 23).

Ambos modelos equipan frenos delanteros con discos de 400 milímetros de diámetro y pinzas con el logo S.

Dentro de la lista de accesorios, el conductor puede elegir frenos de discos carbocerámicos con las pinzas de freno pintadas en color gris antracita.

En materia de conectividad, los nuevos Audi SQ7 y SQ8 incorporan nuevas funciones para los sistemas de infoentretenimiento; así como ayudas a la conducción de última generación.