EFE/Javier Millán JaroMadrid

Los "exploradores urbanos", personas que serían capaces de recorrerse en 24 horas tres países unidos por sus fronteras para disfrutar de amaneceres de película y de experiencias culinarias, son los clientes que el fabricante japonés de vehículos premium Lexus busca para su nuevo SUV híbrido, el UX 250h.

Estos conductores deben estar dispuestos a viajar por tierra, mar y aire para aprovechar las 24 horas de las que se dispone entre el amanecer de un día y el despertar de otro.

De lo que se trata es de que cada segundo sea una oportunidad para encontrar un nuevo horizonte y de que, después de cada giro de volante, se encuentren nuevas vistas.

 Lexus "Sunrise to Sunrise", una experiencia única       

En reducidos grupos, la prensa -entre ellos Efe- de diferentes países ha podido ser partícipe del "Lexus 24 horas. Sunrise to sunrise", que parte de la ciudad suiza de Lausanne, sede del Comité Olímpico Internacional; y finaliza en la italiana de Milán.

Laussane, a la que se llega por carretera desde el aeropuerto de Ginebra, es la cuarta ciudad más poblada de Suiza y está situada a las orillas del lago Lemán, el mayor de Europa Occidental y ubicado al norte de los Alpes, entre Francia y Suiza.

Lo que propone Lexus es disfrutar a las 5:30 de la mañana de la puesta del sol del Lago Lemán desde la terraza de un exclusivo bar en la localidad de Chexbres, conocida por la producción de vinos.

El Lexus UX 250h es un crossover premium de 4,5 metros de largo y 184 CV

Tras reponer fuerzas con un variado desayuno, el "desafío" comienza al volante de un Lexus UX 250h (un croosover de 4,5 metros de largo, maletero de 320 litros y propulsado con motor gasolina de 184 CV y caja automática).

El destino es Aiguille du Midi, una montaña situada en el Macizo del Mont Blanc, que con una altitud de 3.842 metros, es la más alta de las agujas de Chamonix (Alta Saboya, Francia), en la cordillera de los Alpes.

Tras ascender a su punto más alto en el teleférico (se tarda unos 20 minutos), hacerse la foto de rigor (en una especie de cabina de cristal que está suspendida en el vacío) y tomarse un tentempié, el viaje continúa, vía subterránea, por el túnel del Mont Blanc -de 11 kilómetros- hacia Courmayeur (en el Valle de Aosta, Italia).

Ricceto di Candelo, pueblo medieval de excelente conservación

Una vez retratado este pueblo de casi 3.000 habitantes, destino de esquiadores en invierno y excursionistas en verano, la parada para comer propuesta es en la ciudad medieval de Ricceto di Candelo, que destaca por la conservación de su muralla.

De esta villa italiana, calificada por muchos como la perla medieval del Piamonte, la siguiente dirección obligada es la plaza de Guglielmo de Stresa, excusa perfecta para acercarse andando al Lago Maggiore, donde dar un paseo en barco para rodear las islas Borromeas y sus palacios.

Las exclusivas y lujosas villas de la alta burguesía europea repartidas por Stresa nos despiden nuevamente para enfilar con el nuevo UX 250h -que ha de desempeñar un papel clave en el objetivo de Lexus de alcanzar las 100.000 unidades vendidas en Europa en 2020- la carretera que conduce a Milán, que es el punto final de esta inolvidable experiencia.

Milán, es la ciudad elegida para vivir un nuevo amanecer

Milán -conocida mundialmente por su catedral gótica, la galería Vittorio Emanuele II o el Castello Sforzesco- tiene varios hoteles desde los que disfrutar de una nueva puesta del sol de ensueño.

Atrás se habrán quedado tres países y más de 400 kilómetros a los mandos del primer SUV compacto de la marca premium de Lexus, que destaca por sus consumos y su confort de marcha.

Con la pequeña batería auto-recargable que equipa el vehículo y que asiste al motor térmico de gasolina, puede recorrer hasta dos kilómetros en modo eléctrico, lo que permite rebajar notablemente los consumos en ciudad.

En carretera también entra en funcionamiento de modo automático cuando se levanta el pie del acelerador en la bajada de un puerto o cuando se llanea en carretera. Esta eficiencia de la que hace gala es la que ha llevado a la Dirección General de Tráfico (DGT) a catalogar a este híbrido como vehículo Eco.

Su línea deportiva afilada, la calidad los materiales empleados en su interior y la tecnología que equipa -con numerosas ayudas a la conducción y con la posibilidad de utilizar las aplicaciones del móvil en el sistema de infoentretenimiento del vehículo- le hacen el compañero ideal de esos exploradores urbanos que busca Lexus para sus experiencias.