EFEChinchón (Madrid/Javier Millán Jaro)

Los DS 3 y DS 7 Crossback de la marca francesa DS son de los SUV premium más vendidos en España en el período comprendido entre enero y agosto, a pesar de que el mercado de los vehículos de alta gama ha caído un 33,1 % en tasa interanual.

En la presentación de la gama del DS 3 Crossback -que se puede elegir con motorizaciones de gasolina, diésel y 100% eléctrica- la marca ha explicado que este todocamino compacto del segmento B es el tercero más vendido en los ocho primeros meses del año, con 612 unidades, un 0,82% más que un año antes, y un peso del 11,11%.

En dicho segmento hasta ahora se han matriculado 5.376 unidades, el 38,2% menos. En el primer puesto se sitúa el Audi Q2 (3.013 matriculaciones, el 48,1% menos) y en segundo lugar el Mini Countryman (1.751, el 41,5% menos).

El eléctrico DS 3 Crossback E-Tense se abre camino

De esas más de 600 unidades del DS 3 Crossback, 478 son con motorizaciones diésel y gasolina (sus potencias están comprendidas entre 100 y 155 CV), y 134 de la versión 100% eléctrica E-Tense (de 136 CV y una autonomía de 320 kilómetros)

Según la marca, el 70% de esas ventas ha sido con los acabados más altos (el 63% en el caso del E-Tense), lo que supone que el precio medio alcanzado por transacción es de unos 30.100 euros (en el E-Tense de 37.800 kilómetros).

Este lunes hemos tenido la ocasión de probar la motorización diésel BlueHDi de 130 CV con la caja automática EAT8 de ocho relaciones por las afueras de Madrid.

Con este propulsor el DS 3 Crossback (que mide 4,12 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,53 metros de alto) se muestra muy ágil en carretera y con consumos contenidos (la marca le ha homologado un gasto medio de 4,8 l/100 km).

Combinación muy recomendable el BlueHDi de 130 CV y la caja automática EAT8

Gracias a la potencia con la que cuenta es un buen rutero, a la par que un vehículo dinámico en curva a pesar de que su altura es mayor que la de un turismo.

La transmisión automática gestiona bien las revoluciones del motor para que no haya resbalamientos entre los saltos de marcha y siempre encontremos la potencia que necesitamos para hacer con la máxima celeridad nuestras maniobras, ya sea en ciudad o en carretera.

Además, con los modos de conducción de que dispone el coche podemos darle más nervio en modo Sport, lo que siempre es de agradecer cuando nos encontramos a un vehículo pesado en una carretera secundaria.

Tanto por diseño exterior (los tiradores de las puertas están ocultos en la carrocería), como por diseño interior (botón de arranque en la parte baja del salpicadero, botones de los elevalunas en la consola central, tapicerías inspiradas en el dibujo de la pulsera de un reloj...) el DS 3 Crossback se sitúa por delante de sus competidores.

También les aventaja en tecnología, ya que puede montar faros matriciales de Led, cargador inalámbrico para móviles o las ayudas a la conducción de conducción autónoma Tipo 2 englobadas en el DS Drive Assist.

Nueva versión Connected Chic para el DS 3 Crossback

Para que el DS 3 Crossback siga entre los tres más vendidos, la marca premium del grupo PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel) acaba de poner a la venta la edición limitada Connected Chic con las motorizaciones gasolina PureTech de 100 CV (desde 28.750 euros, sin descuentos) y diésel BlueHdDi de 100 CV (desde 29.850 euros), ambas con caja manual.

Por lo que respecta a su hermano mayor, el DS 7 Crossback, hasta agosto se ha situado como el octavo todocamino premium de tamaño grande más vendido en España, con 1.605 unidades, el 20,2% menos en tasa interanual

De ellas 1.188 han sido con motorizaciones gasolina y diésel (su precio medio de venta ha sido de 38.100 euros, ya que el 59% de sus clientes han optado por los dos acabados más altos) y 420 han sido con la propulsión híbrida enchufable (el precio medio por transacción se ha elevado a los 53.800 euros debido a que el 85% de sus compradores se han quedado con las terminaciones más equipadas).

DS tiene previsto iniciar la ventas del tercer modelo de su gama, la berlina DS 9, cuyas primeras unidades llegarán a nuestro país durante el primer semestre de 2020.