El coche inteligente con total autonomía no será una realidad hasta la década de 2030 y su consolidación en las carreteras del todo el mundo dependerá de cuál sea su aceptación por parte de la gente, según se ha planteado este jueves en Gran Canaria un seminario sobre los avances de este sector.

El investigador de la Universidad Politécnica de Madrid y miembro de Red Temática en Vehículos Inteligentes, Felipe Jiménez, ha dicho a Efe que el Ministerio de Economía y Competitividad financia estas acciones para dar visibilidad a "las líneas principales de I+D que se plantean en España, desde las perspectivas del vehículo autónomo, al conectado, o sistemas de precisión, decisión y percepción".

"El vehículo completamente autónomo no se verá en breve y, de momento, se dan pasos de mayores niveles de automatización. Ahora estamos en un nivel 2 y el máximo de automatización será el nivel 5, que está prevista para la década de los 30... Y habrá que ir viendo hasta dónde la gente lo va a aceptar", ha agregado Jiménez.

En su opinión, hasta ahora las ayudas a la conducción se aceptan "muy bien" y, además, parece ser que el nivel 3 pueda serlo también, ya que se requerirán "un menor grado de supervisión por parte del conductor".

Sin embargo, a partir de ese nivel "ya se verá, porque también hay implicaciones éticas, legales y reglamentarias, y habrá que ir poco a poco", ha desvelado.

Sobre si se apuesta por este sector en España, Jiménez ha apuntado que "no se está mal" y que, de hecho, en los grandes consorcios europeos cada vez hay más presencia española y cada día con "un papel más importante".

"No tenemos fabricantes de estos automóviles y eso nos lastra un poco, pero en la parte de vehículos conectados si que hay una actividad bastante fuerte y también a nivel de componentes, de desarrollo de algoritmos de decisión e inteligencia embarcada", ha abundado.

A su juicio, los centros de investigación españoles están "bastante activos" y las empresas que tienen centros de I+D en estos campos también lo están "y se encuentran en los consorcios europeos".

El coche autónomo: empresas y centros de investigación

En el seminario ha intervenido a título personal el responsable de control de vehículos autónomos de Renault, Vicente Milanés, quien ha ofrecido una conferencia sobre los avances logrados en este campo en Francia, donde el gobierno "está apoyando mucho el desarrollo de los vehículos autónomos".

Milanés ha explicado los nuevos proyectos que están salido ahora y la colaboración que existe entre diferentes empresas y centros de investigación, ya que, ha subrayado, esta apuesta "es muy importante".

"En España hay muchos centros de investigación que están sacando proyectos interesantes, pero falta un tejido industrial para desarrollarlos y que fraguen en componentes en algo tangible que pueda llegar al mercado", ha señalado.

A la cabeza de la investigación en este campo están los Estados Unidos, ya que invierte mucho dinero y ofrece mucha libertad para poder desarrollar esta tecnología.

"En principio los desarrollos más interesantes se están haciendo en Norteamérica, pero por esa flexibilidad que está dando su Gobierno para las pruebas avanzadas en los vehículos inteligentes", ha precisado.

Aceptación del vehículo inteligente

El supuesto choque entre el vehículo inteligente y el conductor tradicional es para Milanés "mucho ruido de la prensa", pero que eso ya se verá por que "ahora están empezando los desarrollos y habrá que esperar como evolucionará todo" lo que lo rodea.

"Se está hablando de los diferentes tipos de barreras que tienen los vehículos inteligentes y una de ellas es la propia aceptación por parte del usuario, porque, al final, igual haces un sistema que es muy bueno, pero la gente no lo quiere", ha añadido.

Vicente Milanés ha informado de que hay estudios en los Estados Unidos de cuánto está dispuesto a pagar de más el ciudadano por un coche de la mayor gama y con todos los extras de automatización.

"Está en 3.000 dólares (2.523 euros) y lo que se desarrolle debe estar en torno a ese nivel de precio para que la gente lo acepte", ha subrayado.