EFEMadrid

Los materiales que usa actualmente Mercedes-Benz en la fabricación de sus vehículos son reciclables en un 85 % y reutilizables en un 95%, asegura la marca alemana.

Para 2030 el objetivo que se ha marcado el fabricante de la estrella es reducir en un 40% el uso de materias primas en los modelos eléctricos e híbridos enchufables.

En esa lucha por reducir el uso de recursos y el impacto ambiental de los materiales utilizados, también trabaja en lograr una "segunda vida" para las baterías, en las que se emplean litio, níquel, platino, cobalto y materiales raros.

Para ello ha definido cuatro etapas claves para el reciclaje de baterías, que van acompañadas de sus procesos correspondientes.

El primero de ellos es la reutilización de la batería, al que denomina "ReUse". Consiste en la limpieza y sustitución de piezas con una vida útil limitada, caso de los fusibles.

El segundo proceso es el "RePair", que incluye trabajos de reparación de la batería, como pueden ser los de reemplazar módulos individuales del sistema; el tercero es el "ReManufacturing", que se centra en desmontarla completamente para poderla reconstruir; y el último el "ReMat", que comprende el reciclaje y la recuperación de materiales valiosos (cuanta con una unidad central en la planta alemana de Mannheim).

Mercedes-Benz quiere utilizar las baterías de los vehículos como unidades de almacenamiento de energía

Daimler, propietaria del fabricante de la estrella, ha creado la empresa Mercedes-Benz Energy para usar las baterías que retira de sus vehículos como unidades de almacenamiento de energía estacionarias.

Según Mercedes-Benz, todo este uso "inteligente" de los recursos y materiales se ha llevado a la práctica en su primer vehículo 100% eléctrico, el nuevo EQC, en el que se han utilizado plásticos reciclados y materias primas renovables.

Así, el tejido de la tapicería "Response" de alta calidad del EQC está hecho completamente a partir de botellas de plástico PET recicladas.

También ha sido empleado este material en el revestimiento del hueco de la rueda de repuesto o en las cubiertas de la parte inferior del compartimento del motor.

Otras materias primas renovables que se pueden encontrar en el interior del EQC son el cáñamo, el kenaf (para el revestimiento del maletero), la lana y el papel (con estructura de panal en el suelo del compartimento de carga).

En total, 100 componentes del nuevo EQC, además de pequeñas piezas (pernos de presión, tuercas de plástico y sujeciones de cables), pueden producirse parcialmente a partir de materiales reciclables, lo que además supone un ahorro de peso de 55,7 kilogramos.