EFEMadrid

La japonesa Mazda comienza el año en España con una actualización del todocamino CX-5, que además recibe la edición especial Homura, la cual destaca por una imagen más deportiva y por un equipamiento más amplio.

La primera de las mejoras introducidas al SUV CX-5 afecta al sistema de infoentretenimiento, cuya pantalla pasa a ser de 10,25 pulgadas, cuenta con un manejo más intuitivo y recibe más servicios conectados a través del teléfono móvil gracias a la aplicación MyMazda.

Con ella se puede abrir o cerrar el coche en remoto, buscar el vehículo, enviar al coche destinos de navegación buscados en otro dispositivo móvil o un ordenador y recibir actualizaciones inalámbricas o asistencia en carretera, entre otras funciones.

También Mazda ha revisado los motores del CX-5 para que sean más respetuosos con el medioambiente y para que ofrezcan un mayor confort de marcha. Ha optimizado el funcionamiento del acelerador, de tal forma que ofrezca una respuesta más rápida y un mayor control del vehículo.

La transmisión automática de seis velocidades es más rápida y logra una reducción de las emisiones de CO2 de hasta 13 gramos por kilómetro recorrido.

Otra novedad es que el motor diésel Skyactiv-D 2.2 de 184 CV está ahora disponible con tracción delantera.

El Mazda CX-5 Homura apuesta por una imagen más deportiva

Por lo que respecta a la versión especial Homura (un término que en japonés significa fuego o llama) incorpora un equipamiento en el que sobresalen los detalles rematados en negro.

Es el caso de las llantas de aleación (de 19 pulgadas negras), los retrovisores exteriores o las molduras interiores. También destacan en la dotación de serie los asientos símil cuero y piel vuelta sintética con costuras en rojo (los delanteros calefactados y el del conductor con ajuste eléctrico).

Hasta la fecha, se han matriculado 490.849 unidades del Mazda CX-5 en Europa y, con más de tres millones de coches, sigue siendo el modelo más vendido de Mazda en todo el mundo.