EFEMadrid

Mazda ha actualizado su todocamino urbano CX-3, al que ha refrescado el exterior y el interior, y le ha dotado de más equipamiento y de una motorización Skyactiv-G más eficiente.

El Mazda CX-3 recibe el motor de gasolina Skyactiv-G de dos litros y 121 CV, que puede combinarse con tracción manual (incorpora el sistema de desactivación de cilindros para reducir el consumo combinado hasta un 14% ) o automática. En ambos casos va asociado a tracción delantera.

El CX-3, que llegó al mercado en 2015, ha recibido una serie de cambios en su interior para mejorar su tecnología y confort.

Los asientos delanteros han sido rediseñados, el sistema multimedia se ha mejorado con la incorporación de la radio digital, la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto (de serie en toda la gama) o monitor de 360º.

Se puede elegir en más colores y la seguridad activa se ha ampliado para incluir el sistema de asistencia a la frenada en ciudad avanzado con detección nocturna de peatones y el optimizado encendido automático de luces (antes del anochecer o en situaciones de baja visibilidad).