EFEMadrid

McLaren ha recuperado el nombre del Elva, un coche de carreras con el que compitió en los años 60, para dar vida a un dos plazas sin techo, parabrisas y ventanas con el que disfrutar al máximo de la conducción.

 El McLaren Elva forma parte de la gama de modelos que el fabricante inglés está realizando bajo el nombre de Ultimate Series (McLaren P1, MCLaren Senna y las versiones Speedtail) y que se caracterizan porque la producción está limitada a una serie de unidades.

En el caso del Elva solo tiene previsto fabricar 399 unidades. El precio de cada una de ellas es de 1.425.000 libras (al cambio actual supondría 1,66 millones de euros), pero puede incrementarse notablemente dependiendo del nivel de personalización que se demande a la división especial de McLaren Special Operations (MSO).

McLaren Elva 815 CV para disfrutar de la conducción al aire libre

El modelo Elva está propulsado por un motor turbo de gasolina V8 que desarrolla 815 CV, con los que acelera de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos, mientras que los 200 km/h los alcanza en 6,7 segundos, por lo que es más rápido que el McLaren Senna.

Para alcanzar estos registros McLaren ha empleado fibra de carbón en la carrocería monocasco, los asientos y el chasis, lo que le convierte en el coche más ligero desarrollado por McLaren.

Debido a que el vehículo carece de parabrisas (se podrá solicitar) McLaren ha diseñado un innovador sistema de protección contra el aire de los ocupantes.

Sistema innovador para que conductor y acompañante no deseen un parabrisas

Lo ha denominado Active Aire Management System (AMMS) y lo que hace es conducir el flujo de aire por encima de las cabezas de los dos pasajeros que se produce cuando el coche está en movimiento, creando una "especie de burbuja" que les aisla.

Un deflector móvil en el parachoques delantero logra que el flujo de aire se eleve unos 15 centímetros por encima de la cabina y evite así golpear la cara de conductor y copiloto. No obstante, ambos pueden utilizar cascos, para los que hay un alojamiento especial detrás de los asientos para transportarlos.

Los asientos pueden ir tapizados en cuero o bien con un nuevo material sintético, Ultrafabric, resistente y duradero, que además aporta una mayor sujeción del cuerpo, especialmente en curva.

También en el apartado de la personalización destacan el equipo de música (no tiene coste, ya que al tratarse de un vehículo con vocación deportiva se ha buscado reducir al mínimo el peso del vehículo), las llantas de aleación o diferentes tintados para la superficie que además permitan ver el entramado de fibra de carbono usado, entre otros.