El fabricante automovilístico alemán Daimler prevé reducir a cero las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de sus nuevos turismos de la marca Mercedes-Benz en 20 años, aunque aún no ha desvelado con qué tecnologías lo logrará.

El próximo presidente de Daimler, Ola Källenius, ha sido el encargado de hacer el anuncio que afecta a las emisiones de C02 de Mercedes-Benz.

Källenius quiere que la mitad de las ventas del grupo sean de automóviles totalmente eléctricos e híbridos en 2030.

El próximo presidente de Daimler, que actualmente es director de Investigación del grupo y Desarrollo de Mercedes-Benz Cars, ha afirmado que aspiran a tener "una flota de nuevos vehículos neutral con el CO2 dentro de 20 años".

"No seria serio decir ahora exactamente adónde va el viaje en cada mercado del mundo", según Kallenius, que será presidente de Daimler a partir del 22 de mayo cuando la compañía celebra su junta general de accionistas, en sustitución de Dieter Zetsche.

La reducción de  las emisiones de CO2 de Mercedes-Benz forma parte de "Ambition2039"

En una rueda de prensa presentó la nueva estrategia con estos objetivos medioambientales conocida como "Ambition2039", que se centra en la movilidad eléctrica con baterías.

En los híbridos, los motores de combustión serán impulsados por combustibles sintéticos, procedentes de energías regenerativas que son neutrales con el CO2.

Las fábricas de Daimler también producirán con menos emisiones de CO2, primero en Alemania y después en otros países europeos y también en China.