EFEMadrid

El nuevo Clase S Mercedes-Maybach, que ha sido presentado este jueves, estrena una nueva generación en la que la exclusividad y la individualidad se han llevado al máximo con el objetivo de aplicar una nueva definición de lo que ha de ser el lujo en un automóvil.

La Clase S Mercedes-Maybach apareció por primera vez en el mercado en 2015 y desde entonces se han vendido en todo el mundo más de 60.000 unidades, de las que 12.000 se matricularon en 2019.

Junto a China, donde las ventas han subido un 10%, los principales mercados para el Clase S Mercedes-Maybach (que se basa en la Clase S de Mercedes-Benz) son Rusia, Corea del Sur, EE.UU. y Alemania.

Toma como base la nueva generación del Mercedes-Benz Clase S

Con la difícil tarea de repetir esta "historia de éxitos" llega, unos meses después de la presentación del nuevo Mercedes-Benz Clase S, el nuevo Clase S Mercedes-Maybach, un vehículo pensado para que siga siendo conducido por un chófer.

El Clase S Mercedes-Maybach es una berlina clásica de tres volúmenes que mide 5,56 metros de largo, 1,92 metros de ancho y 1,51 metros de alto.

Su batalla, de 3,39 metros, es 18 centímetros superior a la versión larga del Mercedes-Benz Clase S, lo que permite darle más espacio y confort a las plazas traseras, tanto si se quiere descansar como si se quiere ir trabajando.

El Mercedes-Maybach Clase S se puede elegir con pintura bitono

El capó con perfil cromado, la calandra del radiador Mercedes-Maybach con barras verticales con configuración tridimensional, unas puertas traseras anchas (más que en el Clase S del fabricante de la estrella) o los montantes C con ventanillas triangulares fijas, son algunos de sus rasgos distintivos.

Opcionalmente, la marca ofrece apertura eléctrica de las puertas traseras y pintura bicolor aplicada a mano, así como faros Digital light (con funciones como proyectar líneas auxiliares o símbolos de advertencia sobre la calzada).

Interior de lujo enfocado al máximo confort de los pasajeros traseros

En el interior destacan el tablero de instrumentos, la consola central y los apoyabrazos, que, según la marca de lujo, configuran una unidad escultural que parece suspendida.

Se pueden montar hasta 5 pantallas digitales (de serie equipa una central de 12,8 pulgadas y opcionalmente la instrumentación del conductor puede ser 3D y de 12,3 pulgadas), elegir luz ambiental en oro rosa (el típico de la marca), plazas traseras First Class (las de serie son las Executive con apoyo para las piernas extensible), masaje para las pantorrillas, calefacción para la nuca y para los hombros o neumáticos con elementos para reducir el ruido.

Los motores con los que se puede elegir son los mismos que los del Mercedes-Benz Clase S (los diésel de 286 y 330 CV, y los gasolina 367 y 435 CV) y cuentan con electrificación, que corre a cargo de un alternador/arrancador integrado (ISG) de segunda generación, que ofrece una potencia adicional de hasta 15 kW.

Todos van ligados a tracción integral, cambio automático 9G-Tronic de nueve relaciones (ha sido perfeccionado para integrar la función del ISG), suspensión neumática Airmatic con amortiguación regulable progresiva ADS+ y modos de conducción Dynamic Select (con el específico Maybach para optimizar el confort).

También son de serie el novedoso airbag para las plazas traseras, los aproximadores automáticos de los cinturones traseros (toda una novedad para invitar a sus ocupantes a que los utilicen) y el sistema de infoentretenimiento MBUX con un manejo que ahora es más personal e intuitivo, gracias a que interpreta la dirección de la mirada, los movimientos de la mano y otros gestos corporales de los ocupantes traseros con ayuda de cámaras láser 3D instaladas en el revestimiento interior del techo.

Para hacer más confortables los viajes hay un sistema de compensación activa del ruido de marcha. Con la ayuda de ondas acústicas reduce los sonidos no deseados a través de los altavoces del equipo de música.

La comercialización de la Clase S Mercedes-Maybach -de la que no se ha facilitado el precio- comenzará antes de que acabe el presente año y la previsión del inicio de comercialización en Alemania es en la primavera de 2021.