EFEMadrid

Mini asegura que su primer modelo eléctrico, el Cooper SE 3 puertas, va a hacer la conducción eléctrica emocionante y divertida, razón que ha llevado a más de 40.000 clientes a interesarse por él.

El Mini Electric, que es como lo denomina la marca de una manera más directa, cuenta con un motor con una potencia de 184 CV y una batería de alta capacidad que le permite recorrer una distancia de unos 235 kilómetros con cero emisiones.

Se puede recargar con un enchufe de carga rápida en 35 minutos, acelera de 0 a 60 kilómetros/hora en 3,9 segundos y cuenta con un sistema de tracción específico para eléctricos que limita el deslizamiento de las ruedas.

Mini asegura que mantiene la conducción tipo Kart característica de la marca

La batería está situada en los bajos del vehículo, lo que garantiza la conducción tipo kart característica de los Mini.

En el equipamiento de serie se incluyen los faros Led, el climatizador bizona, la calefacción con tecnología de bomba de calor, el aire acondicionado estacionario y la calefacción auxiliar, así como un sistema de navegación que informa de las estaciones de recarga.

Para Mini el primer eléctrico en su historia es clave para la estrategia de electrificación del Grupo BMW, al que pertenece.

El Mini Electric es una solución de movilidad todo en uno

Además, no lo considera solo un coche, sino el inicio de un solución "todo en uno" para la movilidad urbana, ya que dispone de servicios de conectividad para compartir el vehículo con familiares, amigos u otras personas a través del móvil, que será la herramienta para facilitar o bloquear su acceso a terceros.

El fabricante ya ha comenzado a aceptar reservas del Mini Electric, cuya producción comenzará en noviembre próximo en la planta inglesa de Oxford.

"Los primeros vehículos se entregarán lo antes posible, porque una cosa está clara: ya es hora de la movilidad eléctrica al estilo Mini", ha destacado la marca, que no ha facilitado precios.