EFEMadrid

Mini Vision Urbanaut es la última propuesta eléctrica de la marca británica Mini y que ha sido desarrollada de dentro hacia afuera para ofrecer el mayor espacio y la mayor versatilidad posible, para que el conductor y sus acompañantes puedan vivir experiencias "completamente nuevas y enriquecedoras".

Esta visión digital, que ha sido presentada durante el evento #NextGen, lo que busca es extender el espacio privado hasta el ámbito público, ya que Mini se ve en el futuro como una marca "creadora y compañera de momentos inolvidables".

 Para el fabricante esos momentos se concentran en tres. El primero de ellos lo denomina "Chill: para hacer una pausa y tomar un respiro". El coche entonces se convierte en un lugar de aislamiento", un refugio donde relajarse o trabajar completamente concentrado durante un viaje".

El segundo lleva el nombre de "Wanderlust" y es el único momento en el que el conductor puede elegir entre utilizar los sistemas de conducción autónoma del Mini Vision Urbanaut o ponerse al volante.

El "Mini Vibe" lo que permite es disfrutar del tiempo junto a otras personas "a modo de escenario".

Estos tres momentos implican que el exterior y el interior del vehículo cambian para reflejar el momento Mini y dar a esa experiencia el mejor escenario posible.

Experiencias enriquecedoras en los 4,46 metros del Mini Vision Urbanaut

Para que esto sea posible el vehículo (con una altura inusual para Mini, pero con solo 4,46 metros de longitud) ha sido diseñado de dentro hacia fuera, ya que los diseñadores han configurado la experiencia de puertas adentro antes que el exterior del automóvil.

Así, el interior del Mini Vision Urbanaut -de cuatro asientos- ofrece el entorno ideal para realizar un viaje, pero también es el destino del mismo.

Al llegar al destino puede transformarse en una sala de estar en unos pocos pasos, al que lo ocupantes entran por una gran puerta lateral corredera. No dispone de más puertas en el lado del conductor o del pasajero delante.

Los dos asientos delanteros están diseñados para rotar, mientras que los respaldos del trasero, de generosas dimensiones, se pueden plegar manualmente (asiento trasero izquierdo) y girar (asiento trasero derecho).

Sofá Cama, balcón a la calle o rincón acogedor

Cuando el coche está parado, el salpicadero baja y el área del conductor se convierte en un cómodo rincón para sentarse, lo que denomina la marca un “Sofá Cama”.

Además, cuando se está parado el parabrisas puede desplegarse hacia arriba para crear una especie de "balcón a la calle", lo que mejora la interacción con el entorno del coche y crea una experiencia de habitabilidad aún más generosa.

El tercer ambiente que proporciona el vehículo es un "Rincón acogedor", que está ubicado en la parte trasera del vehículo y que cuenta con un "Círculo de tela" que puede equipar retroiluminación Led.

Con la puerta abierta es posible incluso sentarse en el suelo. En el lado del coche opuesto a la puerta de entrada hay una pequeña mesilla integrada para que los pasajeros se "encuentran, se enfrentan y se relacionan entre sí".

Ruedas de monopatín que pueden iluminarse

Exteriormente, el formato de las ruedas recuerda a las de un monopatín (para mejorar las maniobras), están acabadas en azul turquesa (para recordar la asociación entre la playa y el sonido del mar) y pueden iluminarse en función del momento Mini seleccionado.

En el pilar trasero el Mini Vision Urbanaut exhibe distintivos (o "charms") que recuerdan a los lugares a los que se ha viajado, como festivales de música, y que son un guiño a las pegatinas que se colocaban en las caravanas o en los bastones de montaña en el pasado.