EFEMadrid

Las berlinas Jaguar XE y XF, dentro del proceso de actualización a la que les ha sometido la marca británica, reciben el nuevo motor diésel 2.0 de cuatro cilindros con hibridación ligera de 48V, así como las últimas tecnologías en conectividad y más elementos de confort.

El Jaguar XE ya está a la venta desde 48.793 euros y las primeras unidades llegarán a los mercados a partir de enero de 2021.

Puede elegirse con el diésel ingenium Mild hybrid electric vehicle (MHEV) de 48V y 204 CV o con los gasolina 2.0 de 250 y 300 CV. Todos montan de serie la caja automática de ocho velocidades y están disponibles con tracción total (en el más potente es de serie).

Con el nuevo 2.0 diésel, el Jaguar XE acelera de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, con un consumo de 4,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 127 gr/km.

El gasolina de 250 CV pasa de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, con un consumo mixto homologado de 7,9 l/100 km y unas emisiones de CO2 a partir de 179 g/km; mientras que la potente versión de 300 CV (de serie con tracción total) acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos.

Confort y conectividad mejorada en el Jaguar XE

El diseño exterior no cambia -se actualizó el año pasado-, por lo que las principales modificaciones se han centrado en el interior: nuevos materiales sensibles al tacto para ofrecer un mayor confort, volante con un aro de dos piezas, logo repujado de Jaguar en los reposacabezas, asientos acolchados (en opción), ionización mejorada del aire del habitáculo y sistema de infoentretenimiento Pivi Pro con pantalla de 10 pulgadas que permite conectar dos móviles a la vez.

Debajo se sitúa otra pantalla táctil de 5,5 pulgadas para controlar de forma intuitiva las principales funciones del vehículo. La tercera pantalla del vehículo es la del cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas y de alta definición.

El sistema Pivi Pro lleva dos tarjetas SIM integradas, lo que posibilita visualizar contenido y descargar actualizaciones SOTA del vehículo.

Otra novedad destacada es la Activity Key de segunda generación (ahora incorpora un reloj) y que es una especie de pulsera que sirve para desbloquear y arrancar el vehículo sin necesidad de llevar encima la llave convencional del vehículo.

Los acabados en los que se ofrece el nuevo Jaguar XE son S, SE y HSE, que están disponibles además con la especificación R-Dynamic.

EL Jaguar XF potencia el dinamismo y el placer de conducción

Por lo que respecta al XF, también con carrocería familiar Sportbrake, está a la venta desde 56.483 euros (desde 59.650 el segundo) con los mismos motores que el XE e incluyen el sistema JaguarDrive Control con los modos de conducción: Comfort, Eco, Rain-ice-snow y Dynamic.

Opcionalmente se ofrece el sistema de tracción total Intelligent Driveline Dynamics, salvo en el motor de 300 CV, que la lleva de fábrica; y la suspensión adaptativa (Adaptative dynamics), que analiza continuamente la aceleración, dirección y actividad en los pedales del acelerador y el freno).

Los sensores de altura de cada esquina del vehículo miden el movimiento vertical, el balanceo y el cabeceo de la carrocería 100 veces por segundo, mientras que las órdenes de dirección se calculan 500 veces por segundo.

En las versiones Sportbrake la suspensión neumática trasera es de serie para garantizar una altura uniforme durante el desplazamiento y garantizar así la mayor estabilidad posible; y en la R-Dynamic de propulsión trasera la suspensión es deportiva.

Los acabados son los mismos que en el XE y los clientes también pueden montar en sus XF el sistema Configurable Dynamics, que permite al conductor configurar el vehículo acorde a sus preferencias personales, aplicando los ajustes Comfort o Dynamic (con cronómetro, medidor de fuerza G y diagrama de pedal).