EFE/Javier Millán JaroZamora

La quinta generación del Renault Clio llega con la tarea de reeditar los éxitos que han tenido sus antecesores, que en dos ocasiones han recibido el galardón al mejor coche de Europa

Para la marca gala el Clio es un icono, ya que desde que se lanzó, en 1990, acumula más de 15 millones de unidades vendidas en todo el mundo, de las que más de 1 millón se han matriculado en España.

El nuevo Renault Clio estrena plataforma

Para su fabricación se emplea por primera vez la nueva plataforma CMF-B de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi que permite integrar las motorizaciones más eficientes.

Va a ser el primero en Renault en tener una motorización híbrida, la E-Tech (135 CV de potencia gracias a un propulsor de gasolina 1.6 y otros dos híbridos), que se lanzará en el primer cuatrimestre de 2020.

La CMF-B posibilita además que el Clio pueda montar hasta 12 ayudas a la conducción -de serie son la llamada de emergencia, el reconocimiento de señales, el indicador de distancia de seguridad, el mantenimiento de carril y el frenado de emergencia con reconocimiento de peatones y ciclistas- y una mejor conectividad.

El Renault Clio reduce ligeramente su tamaño, pero gana en habitabildad

Mide 4,05 metros de largo (12 milímetros menos que el Clio IV), 1,79 metros de ancho (4 mm menos) y 1,44 metros de alto (8 mm menos).

Las motorizaciones con las llega son las gasolina TCe de 100 y 130 CV (ésta última asociada a caja automática EDC de 7 velocidades) y las diésel Blue dCi de 85 y 115 CV.

Se les unirán "próximamente" la gasolina Sce de 75 CV y una versión de Gas Licuado del Petróleo (GLP) del 100 CV de gasolina y otra acoplada a la caja X-tronic de variador continúo.

Por tierras zamoranas hemos conducido las dos de gasolina más potentes.

Las motorizaciones gasolina cumplen con las expectativas

La tres cilindros de 100 CV tiene un funcionamiento muy polivalente, ya que en ciudad y carretera responde bien para el tamaño y peso del vehículo (se ha reducido en 20 kg). El interior está bien aislado y se oye más el ruido de rodadura y de los espejos retrovisores que el del motor.

Al contar con una caja de cinco marchas los desarrollos no son muy largos y la respuesta del turbo no se hace esperar mucho. En cuanto al consumo -la mayor parte del tramo ha sido por autopista- ha sido de 6,7 l/100 km.

Más dinámico, y en ello influye la caja automática con levas, es el 130 CV, que tiene una mayor pegada desde abajo y 30 CV extra con los que hacer adelantamientos e incorporaciones más rápidas.

Su consumo en la toma de contacto ha sido de 6 l/100 en un tramo mayoritariamente por carreteras secundarias.

En ambas motorizaciones el chasis transmite estabilidad en curva y la suspensión es confortable.

El nuevo Renault Clio conserva el estilo de la generación anterior

Por lo que respecta al diseño exterior, a pesar de que el 100% de las piezas son nuevas, se ha mantenido el del Clio IV, que año tras año ha aumentado sus ventas en España.

Son nuevos los faros de Led (de serie), las entradas de aire en los antiniebla delanteros, los cromados en los cristales o los bajos de la carrocería ahuecados en la chapa.

En el interior se ha buscado una mayor calidad en mullidos y tapicerías

En el interior es donde se ha producido una mayor transformación, con materiales (plásticos mullidos y mejores tapicerías) que transmiten más calidad.

La conectividad da un mayor salto con el Easy Link con tarjeta 4G para que el coche pueda recibir datos (información del tráfico en tiempo real o actualización de la cartografía bianual, los tres primeros años es gratis) y enviarlos.

La pantalla central en la versión más equipada, RS-Line, es la más grande del segmento con 9,3 pulgadas.

Asimismo, el Clio, por primera vez, lleva cuadro de relojes digital (de 4,2, 7 y 10 pulgadas, según acabado).

Las pantallas facilitan al conductor acceder a la información del coche desde un puesto de conducción ergonómico y con un asiento mejorado que, en el RS-Line, agarra mejor el cuerpo en curva.

Un conductor de 1,80 metros de altura no va a tener problemas para encontrar una posición cómoda, al tiempo que la persona que vaya detrás contará con espacio sin tocar el respaldo con las rodillas.

Renault quiere liderar el segmento B con el nuevo Cliol

En definitiva, el Clio llega a un segmento muy agitado por las incorporaciones de los nuevos Peugeot 208 (desde 13.200 euros con descuentos) y Opel Corsa (desde 12.791 euros).

Su precio en gasolina (100 CV) y el acabado Intense -habrá otro por debajo, el Life- parte de los 15.600 euros con descuentos y en diésel (con 85 CV) de los 17.300 euros.

La tarifa del 130 CV gasolina y automático con el acabado Zen (el segundo más equipado) comienza en 19.720 euros y la del diésel más potente (115 CV) en 19.600.