EFEMadrid

El presidente y consejero delegado de Jaguar-Land Rover en España y Portugal, Luis Antonio Ruiz Álvarez, ha asegurado este jueves que es "un error garrafal" quitar la etiqueta medioambiental Cero emisiones a los híbridos enchufables (PHEV).

En un seminario web con prensa especializada del motor, Ruiz Álvarez se ha mostrado partidario de que se penalice de alguna manera a aquellas personas que no recargan la batería del vehículo que permite utilizar el motor eléctrico (los PHEV equipan un propulsor de gasolina/diésel y un eléctrico) y no generar emisiones contaminantes.

Además, ha explicado que al solo utilizar el motor de combustión y no recargar la batería pueden perder la garantía que cubre a ésta.

Los híbridos enchufables son la solución perfecta para la transición al eléctrico

Según el directivo, los vehículos híbridos enchufables son la solución perfecta para la transición hacia el eléctrico y para la mejora del medioambiente.

En el Plan del Gobierno de impulso al sector de la automoción se recoge una revisión de las etiquetas medioambientales de la Dirección General de Tráfico (DGT), que debería estar lista para julio de 2021.

Según Luis Antonio Ruiz, hay "mucho ruido" al respecto y la posición de la patronal de fabricantes Anfac es que "no se toque nada" y que se consolide la etiqueta Cero emisiones para los híbridos enchufables, que todavía no se utiliza en varias comunidades autónomas.

El Gobierno quiere que los cambios en las etiquetas sean consensuados

Hay intentos para reclasificar las etiquetas (B,C,ECO y Cero emisiones), pero el Gobierno ha transmitido que cualquier cambio debe ser consensuado con la industria, "porque sino no va a ninguna parte", ha explicado el presidente de Jaguar-Land Rover en España y Portugal.

Preguntado por el anuncio del Gobierno francés de instaurar un impuesto para los vehículos de más de 1.800 kilos, ha respondido que él no iría por ese "camino" porque supondría penalizar también a los eléctricos, ya que sus baterías les hacen más pesados que vehículos similares de combustión.

En su opinión, la mejor decisión es que, en España, se suprima el impuesto de matriculación y se grave el uso, lo que implica que paguen más los vehículos que más contaminan.

Con esta medida el Gobierno recaudaría "infinitamente más" que en la actualidad, al tiempo que se ayudaría a la transición ecológica, ha aseverado.