EFEMadrid

La ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, ha asegurado que España no cuenta con el plan de estímulo que necesitan los fabricantes para apostar por el coche eléctrico por la falta de un presupuesto y un gobierno estable.

Maroto, que ha participado este jueves en la jornada "Los retos del coche eléctrico", ha indicado que se necesita un plan a medio plazo, como es el Plan de Apoyo Estratégico Integral al Sector del Automóvil, con horizonte 2025 y dotado con 2.600 millones, de los que 400 millones son para renovación del parque automovilístico con achatarramiento.

Según la ministra, durante algún tiempo convivirán los vehículos de combustión con los de energías alternativas, como el eléctrico; y a medio plazo se darán las condiciones en España y Europa para desarrollar nuevas tecnologías y no depender de terceros para la fabricación del vehículo eléctrico.

Gobierno quiere que España sea plataforma de desarrollo para el eléctrico

El Gobierno quiere que España sea una plataforma de desarrollo de tecnologías del coche eléctrico y ha afirmado que en Europa y en España se está a tiempo de coger el tren de la fabricación de baterías.

Al respecto, ha recordado que varias empresas españolas trabajan en la alianza europea de baterías y, además, España quiere liderar un proyecto ibérico en esta materia junto con Portugal.

En su opinión, es necesario tener fábricas de baterías, un mercado que ahora acaparan China, Corea y Japón, por lo que a corto plazo España necesita traerse un fabricante chino, coreano o japonés, y luego, en el medio y largo plazo, "Europa tiene que liderar un proyecto para que la tecnología sea europea y no dependa de terceros países".

Endesa demanda una tarifa que haga viable el coche eléctrico

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, que también ha participado en una mesa redonda con la ministra ha manifestado que está de acuerdo con que hay que tener un gobierno "cuanto antes" que pueda trabajar.

Ha demandado una tarifa que haga viable el vehículo eléctrico, ya que hoy en día la potencia que se contrata tiene que ver con el consumo de los hogares, pero podrían contratarse, por ejemplo, 10 kilovatios para usarlos en horas valle para recargar el vehículo eléctrico y no pagar nada o muy poco.

Bogas ha señalado que la tarifa actual es muy rígida y con un sistema como el mencionado se rebajaría a menos de un euro el coste de recorrer 100 kilómetros con un coche eléctrico, que ahora está entre los 1 y los 2, frente a los 7 euros que gasta un vehículo de combustión en 100 kilómetros.