EFE I Javier Millán Jaro I Motor

Todo el mundo sabe que las marcas homologan los consumos mixtos de sus vehículos en unas condiciones -las que les imponen- ciertamente ventajosas, lo que hace que más de uno se compre un coche por unas cifras y luego se pueda llevar un chasco.

Hasta ahora se hacía con el protocolo internacional NEDC -que se basaba en un banco de pruebas-, pero desde el 1 de septiembre de 2018 se utiliza el WLTP que realiza una parte del ensayo en tráfico real, con lo que los datos que éste ofrece son ahora más aproximados.

La pregunta es si, con el recorte que ha aplicado el WLTP a algunas cifras, llamémoslas optimistas, se puede rebajar aún más el consumo de un vehículo.

Ald Ecomotion Tour es la prueba de que es posible bajar el consumo homologado

Para ello hemos participado -ayer y hoy- en la XII edición del Ald Ecomotion Tour, que se ha desarrollado por las carreteras y puertos de las provincias de Madrid y Segovia, con el único objetivo de demostrar que esto es posible.

Tras recorrer unos 515 kilómetros en ambas jornadas, el director general de ALD Automotive en España (empresa de renting y gestión de flotas), Pedro Malla, ha explicado a Efe que esto es posible con una conducción "inteligente, prudente y de sentido común".

¿Cómo se lleva esto a la práctica?. Anticipando la conducción a lo que sucede delante, es decir reduciendo la marcha cuando nos aproximamos a una plazoleta y hay tráfico delante o cuando a unos metros de distancia se nos cierra un semáforo; y evitando, en general, acelerones y frenazos bruscos.

Aunque esto parezca de perogrullo si, además se respetan los límites de velocidad, la ecuación sale.

A un Passat Variant Altrack diésel de 190 CV le hemos rebajado el consumo casi un 17%

En el ALD Ecomotion Tour hemos participado con un diésel Volkswagen Passat Alltrack Variant 2.0 TDI de 190 CV, tracción integral 4Motion y cambio automático DSG.

En total han competido 24 coches de veinte marcas divididos en turismos, todoterrenos/SUV, híbridos y eléctricos.

Nuestro coche de 4,77 metros de longitud y más de una tonelada y media de peso tiene un consumo mixto homologado de 6,6 l/100 km según WLTP.

Tras recorrer esos más de 500 kilómetros, se ha logrado -en colaboración con una persona de la marca con la que nos hemos alternado al volante- un litro menos cada 100 kilómetros (5,6 l/100 km), lo que a la semana, al mes y al año es una cantidad de ahorro importante.

El ganador absoluto de la prueba ha sido un Ford Focus de gasolina de 125 CV

Esta reducción del consumo de casi el 17%, ha sido aún mayor, del 34%, en un Ford Focus gasolina 1.0 EcooBoost 125, que ha sido el ganador absoluto de la prueba.

En los híbridos, el primer puesto ha sido para un Honda CR-V 2.0 (ha bajado el consumo un 27,54%); en los SUV para un Opel Grandland X diésel (ha gastado un 25% menos) y en los eléctricos para un Hyundai Kona.

El A,B,C de todo conductor que quiera bajar el consumo de su vehículo

- Arrancar el motor sin pisar el acelerador e iniciar la marcha inmediatamente sin acelerones

- Utilizar solo la primera para el inicio y cambiar a segunda tras haber recorrido unos seis metros

- Cambiar de relaciones en torno a las 2.500 revoluciones en un gasolina o en un GLP (gas licuado del petróleo) y a las 2.000 rpm en un diésel-

- Circular en marchas largas son algunos de los consejos de ALD Automotive para no visitar con frecuencia la gasolinera.

- Si además, como se ha demostrado en el ALD Automotive, no se abusa del climatizador o de conducir con las ventanillas o el techo del vehículo abierto, el logro de rebajar el consumo de nuestro vehículo estará al alcance de todo el que lo quiera intentar.