La marca española Seat, del grupo Volkswagen, ha obtenido un beneficio operativo de 130 millones de euros en el primer semestre de 2017, un 40,9 % más respecto a los 93 millones de euros del mismo periodo de 2016.

Seat ha informado este jueves de que el volumen de negocio ha alcanzado la cifra récord de 5.054 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 12,7 % más que en el mismo periodo de 2016 (4.485 millones).

El número de vehículos facturados ha crecido un 9,8 % (esta cifra incluye el Audi Q3), gracias al Ateca.

Las ventas (entregas) de la marca a los clientes han aumentado un 13,7 % entre enero y junio, hasta un total de 246.500 vehículos (2016: 216.800).

Seat logra el mejor primer semestre de su historia

La compañía ha dicho que este ha sido el mejor primer semestre de su historia y que los resultados son un claro ejemplo de la evolución positiva que está experimentando desde un punto de vista financiero.

Asimismo considera que "está entrando en una fase de crecimiento para avanzar al siguiente nivel", ha añadido.

En la segunda mitad del año, Seat aumentará las inversiones y gastos en I+D para el desarrollo de nuevos modelos, así como para el lanzamiento comercial del Ibiza y del Arona.

Además, ha cerrado el primer semestre con unas ventas que han superado las previsiones iniciales.

Gracias a la mayor ofensiva de producto de la historia de la compañía, es una de las marcas "que más crecen en Europa", según la propia compañía.