EFEBarcelona

La automovilística Seat cerró 2019 con un beneficio después de impuestos de 346 millones de euros, un 17,5 % más que el año anterior, una cifra récord que considera le permite afrontar "con garantías" un 2020 en el que notará el impacto del coronavirus y la caída de los mercados.

Los resultados de la marca española, filial del Grupo Volkswagen, siguen la línea positiva de los últimos cuatro años y marcan el punto más álgido de la compañía, con un volumen de negocio de 11.157 millones de euros, un 11,7 % más, gracias al impulso de las ventas, según las cifras facilitadas este miércoles por Seat.

El presidente de Seat y vicepresidente de Finanzas, Carsten Iseense, ha destacado que estos números son "una base sólida" para encarar el futuro y ha apuntado que trabajarán "de forma muy intensa para afrontar los distintos retos que afectarán" a su negocio.

Seat advierte de que el coronavirus impide cualquier estimación viable para 2020

En un comunicado, el máximo ejecutivo de Seat se ha referido a los efectos del coronavirus, que "impide cualquier estimación fiable" sobre los resultados para 2020.

  Iseense, que sustituyó hace pocos meses en la presidencia a Luca de Meo, ha subrayado que la compañía está dirigida ahora a aplicar medidas "para asegurar la liquidez" hasta que pase la crisis, momento en el que "la prioridad será retomar lo antes posible la producción y las ventas".

La planta de Seat en Martorell (Barcelona) se encuentra paralizada, como lo están todas las fábricas de coches en España, como consecuencia de la crisis del coronavirus, y la compañía ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus algo más de 14.000 empleados.

A Seat también le preocupan el Reino Unido y Argelia

Además del COVID-19, la marca tiene que hacer frente a incertidumbres en el Reino Unido, su tercer mercado, y en Argelia, donde ha tenido que paralizar la fabricación, mientras que ha tomado decisiones importantes como aplazar su entrada en China.

La marca ha dejado también de liderar el desarrollo de la plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) del Grupo Volkswagen para vehículos eléctricos pequeños y pasa a ser un colaborador de la firma Volkswagen, que asume esta responsabilidad.

Respecto a las ventas, Seat volvió a marcar un récord por segundo año consecutivo al alcanzar la cifra de 574.078 unidades entregadas, un 10,9 % más, consiguiendo aumentar un 4,2 % el ingreso medio por vehículo, gracias en especial a los SUV (todoterrenos urbanos).

De hecho, el 44 % de los coches vendidos por Seat en 2019 fue un SUV -Arona, Ateca o Tarraco-, mientras que también contribuyó Cupra, con 24.662 unidades vendidas, un 71,8 % más que un año antes.