EFE/Javier Millán JaroMadrid

Que los híbridos enchufables tienen más ventajas que los eléctricos hoy por hoy es casi innegable a la espera de que haya más infraestructura de recarga, pero si a esto le sumamos un espacio interior inmenso la fórmula aún puede ganar más adeptos, como le sucede al Skoda Superb iV que combina la eficiencia de un motor eléctrico con otro de gasolina.

La lucha de los fabricantes por rebajar las emisiones ha llevado al fabricante checo a convertir a su buque insignia, la berlina Superb, en el más eficiente de su actual gama.

Esto es posible por una motorización híbrida enchufable que suma un propulsor de gasolina 1.4 y otro eléctrico, que cuando trabajan de forma conjunta pueden ofrecer una potencia máxima de 218 CV.

Al Skoda Superb iV no se le acaban nunca las pilas

Otra ventaja frente a un eléctrico es que cuando se acaba la energía acumulada en la batería (su recarga puede durar entre algo más de tres horas y cinco, dependiendo de la potencia del enchufe) al Skoda Superb iV no se le acaban las pilas, como se decía en un anuncio de hace ya un tiempo.

Disponemos de un depósito de gasolina de 50 litros. Según la marca esto nos permite obtener una autonomía conjunta de hasta 850 kilómetros, de los que 55 los podríamos hacer con cero emisiones.

Esos 55 kilómetros en modo 100% eléctrico han sido homologados según el ciclo WLTP, según el cual el consumo mixto es de 1,4 l/100 kilómetros.

Consumos interesantes

Nosotros simulando una ruta (de 44 kilómetros) de alguien que vive en el extrarradio y que va y vuelve del trabajo en coche hemos obtenido un consumo de 1,9 l/100 km tras partir con una autonomía en modo eléctrico de 48 km y una total de 711 km.

¿Qué sucede si no podemos volver a recargar la batería? Que el consumo sube a los 4,9 l/100 km en un recorrido de 51 km o que asciende a los 5,9 l/100 km tras haber hecho casi 500 kilómetros.

El Skoda Superb iV apuesta por el confort

Por tanto, en consumo convence este Superb, que es extremadamente confortable, lo que a veces en carreteras bacheadas le da un comportamiento algo rebotón en comparación con el modo Sport, donde la suspensión se endurece y se nota al coche más rígido para enlazar curvas de una forma más dinámica.

A pesar de que es un coche enfocado a la eficiencia, sus más de 200 CV y la caja automática DSG de seis relaciones también invitan a mantener ritmos alegres que soporta muy bien y, como hemos visto, con consumos muy gratificantes .

A la venta desde 32.200 euros, con el acabado deportivo Sportline (desde 45.650 euros) de la prueba lleva de fábrica climatizador con regulación de polvo en el aire, navegación (un año gratis información sobre tráfico, el tiempo o plazas de aparcamiento), cuadro de instrumentos digital, ayudas a la conducción como la frenada de emergencia automática, el asistente de luces y de ángulo muerto, los sensores de aparcamiento delantero y traseros, los modos de conducción, el control de chasis adaptativo (DCC) o la llama de emergencia.

También -lo que le convierte en un duro competidor de las berlinas alemanas con la misma tecnología- llantas de 18 pulgadas, faros de Led, volante deportivo, caja automática de doble embrague, regulación eléctrica del asiento del conductor o pedales de aluminio.

Compra inteligente, como le gusta decir a Skoda de todos sus productos

En definitiva, es una compra inteligente para aquellos que busquen un vehículo amplio, confortable y seguro que disfrute de las ventajas de un híbrido enchufable con etiqueta cero emisiones: acceso a zonas restringidas de las grandes ciudades, la posibilidad de no pagar por aparcar en ellas, la entrada al BUS-Vao sin acompañante o no tener que abonar algunos peajes de carreteras autonómicas.

Es muy agradable de conducir, sus dimensiones no son un impedimento para maniobrar con facilidad y el espacio atrás es de los mejores del segmento, ya que con un conductor de más de 1,82 metros de alto queda espacio más que suficiente

FICHA TÉCNICA

-----------------------

- Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,86m/1,86 m/1,46 m

- Motor gasolina

Cilindrada: 1.395 c.c.

Número de cilindros: cuatro

Potencia: 156 CV

Par máximo: 250 Nm

- Motor eléctrico

Potencia: 85 kW (116 CV)

Autonomía: 55 km (ciclo WLTP)

- Potencia conjunta: 218 CV (160 kW)

- Batería : 13 KWh (recarga entre 3,5 horas y 5 horas)

- Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,7 seg

- Velocidad máxima: 224 km/h

- Caja de cambios: automática de 6 velocidades

- Tracción: Delantera

- Consumo medio: 1,4 l/100 km

- Capacidad del maletero: 485 l

- Capacidad del depósito: 48 l

- Precio: 45.650 euros