EFEMadrid

Solo 25 personas en todo el mundo podrán hacerse con una unidad de la edición limitada del nuevo Aston Martin DB5 Goldfinger, el coche más mítico de James Bond, que vio la luz hace 55 años y ahora vuelve a la vida.

Cada una de esas 25 unidades del Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation que se van a fabricar es una reproducción "auténtica y meticulosamente detallada" del DB5 que se vio en pantalla, con algunas modificaciones y mejoras para asegurar los altos niveles de calidad, de construcción y de fiabilidad actuales.

Todos los coches de la edición de Goldfinger van a pintarse en la pintura Silver Birch, igual que el original.

El Aston Martin DB5 Golldfinger incluye "extras" de 007

Este deportivo, al igual que el empleado por el agente secreto británico 007, incluirá algunos de los "dispositivos extras" con los que lograba huir de sus enemigos como sistema de pantalla de humo trasero y simulado de aceite, matrículas giratorias delanteras y traseras o escudo trasero resistente a balas.

También, en colaboración con el supervisor de efectos especiales de las películas de James Bond, Chris Corbould OBE, han diseñado ametralledoras simuladas, arietes delanteros y traseros o simulador de neumáticos.

Opcionalmente, el "coche más famoso del mundo" , puede montar panel del techo del asiento del pasajero extraíble.

En el interior, el propietario, encontrará mapa con radar simulado de seguimiento de pantalla, teléfono en la puerta del conductor, "botón actuador" en pomo de engranaje, reposabrazos y consola central de conmutación montada en la consola central, armas ocultas bajo el asiento/bandeja de almacenamiento y mando a distancia para la activación del sistema.  

El primer Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation ya ha salido de la fábrica

La primera unidad del Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation, en el que han trabajado muchos de los artesanos e ingenieros más talentosos del Reino Unido, salió de la línea de montaje la semana pasada y en ella se han empleado unas 4.500 horas de trabajo "meticuloso".

El DB5 "Job 1", además de haberse convertido en un éxito de diseño e ingeniería para la marca, también supone el primer DB5 que fabrica en más de medio siglo dentro del programa "Continuation" .

Las entregas a clientes continuarán hasta la segunda mitad de 2020, según Aston Martin, que entre 1963 y 1965 construyó 900 unidades del DB5, que James Bond pilotó por primera vez en 1964, en el largometraje Golfinger.

Motor de gasolina de cuatro litros y 290 CV

El nuevo Aston Martin DB5 Goldfinger monta un propulsor de gasolina de 4 litros de aspiración natural de seis cilindros en línea con una cabeza de seis bujías, tres carburadores SU y un refrigerador de aceite, que es capaz de generar 290 CV.

La transmisión, de la marca ZF, es manual de cinco velocidades de la marca ZF y la tracción trasera. Además equipa diferencial mecánico de deslizamiento limitado.