EFEParís

El consejero delegado de PSA, Carlos Tavares, advierte de que una empresa de su tamaño "no puede resistir mucho tiempo con una ausencia casi completa de ingresos" a causa del parón de producción y ventas que se ha producido con las medidas de confinamiento por el coronavirus.

En un mensaje a sus empleados, Tavares recuerda que cuando tomó la decisión el pasado día 16 de marzo de detener la producción de todas las plantas en Europa, los mercados automovilísticos ya caían un 90 % en el Viejo continente.

Por ello, anima a preparar la vuelta a la actividad, asegurando un flujo permanente de entregas de nuestros stocks a los clientes que esperan su vehículo, y suspendiendo todos los gastos posibles.