Javier Millán Jaro

¿Te comprarías un coche sin saber el precio, sin conocer exactamente cuándo lo vas a poder tener y, sobre todo, sin probarlo antes?.

 Esta pregunta se la hemos planteado a familiares, amigos y conocidos cuando las conversaciones han girado en torno a los coches y las ofertas que ven en los medios y en internet.

La respuesta ha sido mayoritariamente que no, en un contexto en el que las ventas de turismos y todoterrenos en España acumulan ocho meses a la baja en el canal de particulares por la demonización del diésel y las limitaciones al tráfico en las grandes ciudades.

Pues aunque parezca una contradicción, son miles las personas en toda Europa que cuando una marca lanza una prerreserva (implica hacer un depósito) de un modelo nuevo no se lo piensan dos veces y materializan una

Tesla fue pionero

Uno de los primeros fabricantes en poner en práctica esta estrategia, la de lograr que se hable de su producto meses o incluso años antes de que el coche llegue físicamente al mercado, ha sido la estadounidense Tesla con el Model3, para el que exigía un depósito de 1.000 dólares (1.000 euros en Europa).

La historia ahora se ha vuelto a repetir con los eléctricos Porsche Taycan, Audi e-tron, Volkswagen ID3 o Peugeot e-208.

Mientras que del Audi y del Volkswagen se conocen los precios (el primero desde 82.450 y el segundo por debajo de los 30.000 en Alemania), del Taycan y del 208 no.

¿Esto ha impedido a los clientes hacer una reserva, cuando son coches principalmente de conquista y, por lo tanto, van a atraer a muchos clientes nuevos a la marca?

La respuesta nuevamente es no. Según han explicado a Efe desde Peugeot España, la nueva generación del 208 -que se presentó en marzo en el Salón del automóvil en Ginebra- ya cuenta con 460 prerreservas en Europa (excluidas Noruega y Holanda), de las que el 82% son de la versión eléctrica (también cuenta con gasolina y diésel).

En España, desde el 1 de abril ya son 17 las personas que han transferido los 500 euros que se requieren para garantizarse una unidad.

Además, 130.000 personas han pedido estar informados de todo lo referido al lanzamiento del 208 en España.

Volkswagen ha puesto a la venta 30.000 unidades del ID3

En el caso del Volkswagen, ha puesto a la venta una edición especial, la ID3 First, limitada a 30.000 unidades en 29 mercados, de las que el 20% ya están vendidas, según ha indicado a Efe el director de Marketing de la filial española, Albert García.

Son 57 los españoles que ya han abonado los 1.000 euros para poder hacerse con una, según anunció en el Salón del automóvil de Barcelona el pasado día 9 de mayo -un día antes se puso a la venta el coche de forma global- la directora general de Volkswagen España, Laura Ros.

Igual de buena acogida está teniendo en España y Portugal el Taycan, que suma 408 prerreservas, según explicó el director general de Porsche Ibérica, Tomás Villén, en un encuentro reducido con medios españoles, entre ellos Efe.

El 50% de ellos no tiene un Porsche en su garaje, mientras que el 23% sí: el icónico 911.

Comprar sin tener toda la información para ser los primeros

Preguntados porqué alguien compra un vehículo del que solo se conoce lo que se publica en los medios, la primera respuesta en la que han coincidido los representantes de las citadas marcas consultadas es que sus clientes quieren ser los primeros en disfrutar de una nueva tecnología, especialmente si se trata de un nuevo producto eléctrico.

Para García también ven la compra como una inversión a largo plazo por la sensación que tienen de que va a haber pocas unidades y de que van a poder aparcar en su garaje el que está llamado a ser el "tercer icono" de Volkswagen, tras los afamados Beetle (más conocido como escarabajo) y Golf.

Según Tomás Villén, la principal razón estriba en que el perfil del cliente de Porsche se fundamenta sobre todo en el espíritu pionero.

Éste, en su opinión, es el motivo más destacado que les lleva a formar parte del proyecto del que va a ser el primer Porsche eléctrico.

Respecto al Audi e-tron, las prerreservas se abrieron en abril de 2018, según ha recordado a Efe el responsable de producto (del vehículo) en España, Alex Pérez.

Los interesados -Audi no facilita el número- han dado 2.000 euros como señal porque, según Pérez, quieren ser los primeros en disfrutar del coche. En Noruega, uno de los países que más ha apostado por la electromovilidad, este SUV ya tiene una lista de espera de dos años.

Los reservistas de Audi han recibido un trato preferente con más información sobre el vehículo y presentaciones exclusivas para ellos.