EFECOMMadrid

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, designada por Pedro Sánchez para elaborar el plan para la paulatina vuelta a la actividad tras la pandemia del coronavirus, ha asegurado que las ventas de coches se recuperarán "poco a poco".

En una entrevista con Efe, ha achacado el desplome de las matriculaciones que se registra a la falta de optimismo y confianza del consumidor a invertir en bienes de consumo duraderos.

Ha mostrado su disposición a incentivar "con prudencia" el cambio de modelos de vehículos: "Sabemos que los vehículos de combustión todavía estarán con nosotros durante tiempo, queremos incentivar ese cambio de modelo generando confianza y facilitando también avances tecnológicos en los siguientes modelos".

El coche eléctrico sigue siendo un "producto limitado", ha reconocido, aunque puntualiza que ya no es "tan exclusivo como lo era hace unos años" y cada vez va ganando más espacio en gamas medias.

La ministra ha destacado que el vehículo eléctrico ofrece datos muy interesantes desde el punto de vista de la cadena de valor y ha indicado que casi el 30 % de los eléctricos que se compran en España se fabrican en el país, porcentaje superior al de otro tipo de vehículos.

Ribera ha destacado la propuesta presentada por el sector justo antes de que estallara la crisis sanitaria, en la que se asumía un proceso paulatino de cambios de motores, combinando electromovilidad con otro tipo de opciones.

"Ese ejercicio marcó un antes y un después con respecto al posicionamiento de la industria, que nos ayuda mucho a acompañar desde el Gobierno la transformación que requiere", ha indicado.