EFEMadrid

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha dicho que trabajarán para conseguir que el vehículo eléctrico cueste lo mismo que uno de combustión y ha señalado que el rejuvenecimiento del parque automovilístico español de aquí a 2030 supondrá unos beneficios de 560 millones de euros.

Ribera, que ha participado en la jornada "Los retos del coche eléctrico", organizada por El País, ha indicado que el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece que para 2030 los vehículos eléctricos supongan el 15 % del total.

Además del apoyo al vehículo eléctrico, ha afirmado también que el Gobierno se plantea avanzar en una fiscalidad verde de manera progresiva y en una red de recarga suficiente.

El  Gobierno está facilitando la electrificación del parque automovilístico

Ha asegurado que ya se han dado pasos, como la eliminación del gestor de carga, que era "una de las barreras más importantes al desarrollo de la movilidad electricidad", y ha destacado que la CNMC tiene el encargo de repasar la estructura tarifaria para facilitar la electrificación.

Asimismo, ha recordado los 45 millones de euros destinados al plan Moves para compra de vehículos eléctricos y el lanzamiento del Moves Proyectos Singulares, que apoyará, entre otros, de innovación en el ámbito de la movilidad eléctrica.

También que están trabajando en un geoportal que sea público y haga visible para todo el mundo dónde se encuentran las infraestructuras de recarga.

En cuanto a los servicios de movilidad, ha dicho que las previsiones apuntan a que para 2030 sus ingresos pueden superar los 1,2 trillones de euros, por lo que "España debe jugar un papel proactivo", pues "tiene potencial y capacidad suficiente para ejercer un liderazgo en este campo".