EFEÁmsterdam

La cuarta generación del Toyota Yaris llegará a España en el verano de 2020 solo con motorización híbrida (tendrá un 15% más de potencia que el modelo actual y consumirá un 20% menos) y con un precio ligeramente superior debido a que el equipamiento de seguridad de serie será mayor.

En la presentación estática mundial en la capital de los Países Bajos, la marca nipona ha exhibido unidades preseries (previas a la fabricación definitiva), en las que Efe ha podido apreciar que el tamaño interior (para cuatro adultos) es algo mayor que en el Yaris actual de tercera generación, a pesar de que la longitud del vehículo se ha recortado en 5 centímetros, hasta los 3,95 metros.

También la altura de este utilitario del segmento B es 4 centímetros inferior (1,47 metros), lo que no resta espacio para la cabeza ya que, en la misma proporción, se ha bajado la posición de conducción.

Los pedidos del nuevo Toyota Yaris comenzarán en el segundo trimestre de 2020

El nuevo Yaris, del que Toyota quiere abrir los pedidos en España en el segundo trimestre de 2020, se venderá solo con el sistema híbrido de cuarta generación (lleva un motor de gasolina y otro eléctrico).

El de gasolina es nuevo. Se trata de un atmosférico 1.5 de tres cilindros (frente a los cuatro del actual) del que la marca no ha facilitado la potencia ni el consumo -tampoco del eléctrico- porque están pendientes de la homologación.

Fuentes de Toyota España han recordado a Efe que el Yaris hybrid que se comercializa ahora tiene un potencia combinada de 100 CV -con lo que podría llegar a los 115 CV en la cuarta generación- y consume 4,7 l/100 km/h (podría bajar un 20% ya que estiman que el 80% del uso en ciudad se haga con cero emisiones y propulsado por el motor eléctrico).

El nuevo Toyota Yaris lleva batería de ion-litio

Otra novedad que han destacado del nuevo Yaris es que, por primera vez, la batería será de ion-litio frente a la de níquel-metal hidruro (un 27% más pesada).

Lo que no varía es el cambio, que continúa siendo un CVT (de variador continúo); ni el volumen del maletero (286 litros).

En 2021, dependiendo de la situación del mercado español y de si lo demandan los clientes de la marca, podrían incorporase a la gama del Yaris dos motorizaciones gasolina: 1.0 y 1.5.

La plataforma GA-B dota al Toyota Yaris de mayor rigidez estructural

Para su fabricación -en Francia- se emplea la plataforma para vehículos compactos GA-B que hará del Yaris -según la marca- el mejor del segmento en rigidez estructural, lo que se traducirá en un mejor tacto de conducción y una mayor estabilidad en marcha.

Además, Toyota también quiere que su nuevo Yaris sea el modelo más seguro del segmento B, para lo que monta de serie un airbag central que evita que conductor y acompañante choquen en un impacto; y el paquete de ayudas a la conducción Toyota Safety Sense 2.0 que incluye control de crucero adaptativo inteligente, sistema de mantenimiento de trayectoria, luces adaptativas o alerta de cambio de carril, entre otras.

De acuerdo con la filial española de Toyota ese equipamiento de seguridad en otras marcas es un extra que cuesta unos 2.500 euros.

El actual Toyota Yaris cuesta unos 16.500 euros con descuentos

El precio medio del Toyota Yaris híbrido que se puede adquirir en estos momentos es, con todos los descuentos, de unos 16.500 euros, que se verán incrementados "ligeramente" en la cuarta generación que llegará el año que viene.

Toyota España quiere que el Yaris siga siendo competitivo en precio, ya que es un factor determinante a la hora de comprar un vehículo de menos de cuatro metros que se puede utilizar como el primer coche de un conductor joven o como segundo automóvil de una familia.

En la presentación a la prensa internacional ha estado el presidente y consejero delegado de Toyota España, Miguel Carsi, quien ha dicho a Efe que el nuevo Yaris es un coche "muy importante" para la marca y para un cliente urbano que busca en un vehículo tamaño compacto, eficiencia y emisiones bajas.

Va a ser el mejor coche del segmento B y el cuarto pilar de la ventas de Toyota en España junto a los modelos Corolla, C-HR y Rav4, ha considerado.

Esto va a ser posible porque el Yaris va a pasar de ser un coche racional (la gente lo compra porque al ser un híbrido tiene la etiqueta ECO) a uno más aspiracional en el que el público va a encontrar más diseño y calidad.