EFERoma (Italia)

La japonesa Toyota quiere crecer un 50% en el mercado de vehículos comerciales en Europa, para lo que ha creado la nueva marca Toyota Professional, que contará en 2021 con sendas versiones eléctricas de los modelos Proace y Proace City con los que quiere liderar la electrificación de este segmento.

Según el director de producto y marketing de Toyota Motor Europe, Andrea Carlucci, los vehículos comerciales (incluida la pick-up Hilux) tienen que ser claves en la estrategia de crecimiento en el Viejo Continente, junto con los motores alternativos, los turismos híbridos, la ofensiva en todocaminos y la división deportiva Toyota Gazoo Racing.

Toyota con la Proace City tendrá producto para el 75% del mercado de comerciales

En la presentación de la nueva estrategia de comerciales, Carlucci ha explicado que solo están presentes en el 37% del mercado total, ya que no tienen oferta en vehículos pesados (HDV, que supone el 26% del mercado) ni en camiones (representan el 3%). Las matriculaciones en ambos ascienden a unas 609.000 unidades

Tampoco tienen con qué competir en el segmento de los comerciales compactos, los CDV, que tienen un peso del 35% en Europa, donde se venden unas 822.000 unidades.

En los comerciales medios (MDV),  Toyota cuenta con la Proace (que tiene versión para pasajeros por la que recibe el apellido Verso). Su cuota de mercado en Europa es del 3,8% (de un total de 717.000 unidades), mientras que con la Hilux aglutina el 17% de la ventas de un mercado que tiene un peso del 7% (174.000 unidades)

Para conseguir estar presentes en el 75% del mercado general, Toyota dispondrá a principios de 2020 en el segmento CDV del comercial ligero Proace City, que comparte plataforma y lugar de fabricación -la planta de PSA en Vigo- con las Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo. Es la primera vez que la nipona monta un coche en España.

Toyota, gracias al Proace City, venderá en 2020 en la UE 100.000 comerciales

Gracias a esta incorporación, la previsión de Toyota para 2020 es vender 100.000 comerciales en Europa, de los que la furgoneta compacta Proace City aportará 35.000 unidades al año.

Debido a que la entrega de mercancías (por el aumento del comercio electrónico) seguirá creciendo en las ciudades y a que éstas seguirán adelante con sus políticas de restricción al tráfico - el transporte genera el 7% del tráfico urbano y el 17% de la polución-, las marcas deberán contar en sus gamas con versiones 100% eléctricas.

Toyota Professional (no tendrá red propia, sino que compartirá espacio con los concesionarios de automóviles) incorporará en 2020 la versión eléctrica de la Proace (se fabrica en Francia y, gracias a la alianza con PSA, usa la misma plataforma y propulsores que las Citroën Spacetourer, Peugeot Traveller y Opel Zafira).

La versión eléctrica de la Toyota Proace City llegará en 2021

Un año más tarde, llegará la Toyota Proace City eléctrica, de la que, en un principio, no se contemplan tampoco unidades específicas destinadas para el transporte de pasajeros .

Toyota, conocida en Europa, como marca líder en vehículos híbridos de gasolina -desde 2019 ha dejado de incorporar motorizaciones diésel a sus turismos nuevos- descarta aplicar esta tecnología a sus comerciales.

Según han apuntado fuentes de Toyota España esto se debe a que el proyecto de nuevos vehículos comerciales parte de una alianza con el Grupo PSA, por lo que han asumido sus motores de combustión; y porque las entregas denominadas de la "última milla" en las ciudades solo se podrán hacer en eléctricos en el futuro.

Toyota, debido a esa alianza con el consorcio galo PSA, no ha facilitado ni las autonomías ni la capacidad de las baterías que montarán las eléctricas Proace y Proace City.