EFE I Motor I Washington

Uber ha presentado la tercera generación del vehículo autónomo que está desarrollando con Volvo Cars, al que han definido como el primer automóvil de producción "capaz de conducirse totalmente por sí mismo".

Ambas colaboran en este proyecto desde septiembre de 2016 y la novedad estriba en que el chasis del vehículo, un XC90 de serie, está listo "para integrar el sistema de conducción autónoma de Ubert ATG de forma directa desde la factoría".

El vehículo tiene sistemas de dirección y frenado diseñados para que los controle un ordenador, aunque sigue contando con volante y pedales.

Hasta ahora los XC90 de Volvo Cars que se habían utilizado para los diferentes desarrollos habían sido modificados por la compañía de transporte de pasajeros Uber para incorporar los sistemas de conducción automática.

Uber necesitaba que la dirección y el sistema de frenado autónomo viniese de fábrica

"Para desplegar vehículos totalmente autónomos es fundamental que los sistemas de respaldo para la dirección, frenado y potencia de batería estén incorporado de fábrica", según Uber.

"Si cualquiera de los sistemas primarios fallase, los sistemas de respaldo de forma inmediata detendrían el vehículo de forma segura", ha precisado la empresa.

Aunque Uber ya ha recibido alrededor de una docena de los nuevos XC90, todavía no ha empezado a probarlos en carreteras públicas.

El año pasado un vehículo de Uber atropelló mortalmente a una mujer

En marzo de 2018, un XC90 autónomo de Uber atropelló y mató a una mujer en la ciudad de Tempe (Arizona), lo que provocó que temporalmente se paralizase la circulación de estos vehículos autónomos por las carreteras de ese estado, así como por las calles de San Francisco (California) y Pittsburgh (Pensilvania), en Estados Unidos, y de Toronto (Canadá).

Hacía algo más de un año que Uber había reanudado las pruebas de sus vehículos autónomos en estas ciudades y el estado del sur de EEUU tras haber sido suspendidos previamente por otro accidente ocurrido también en Arizona y en el que estuvo involucrado uno de sus automóviles.