EFE/Javier Millán JaroMadrid

Libertad en estado puro en casi cinco metros de largo es lo que te propone el nuevo Volkswagen California T6.1, que se puede elegir, dependiendo de la aventura en la que te embarques, con los acabados Beach Tour, Ocean (cocina y nevera de serie) y Beach Camper (cocina plegable de fábrica).

Este cinco plazas (opcionalmente pueden ser siete) se ofrece con un único motor diésel 2.0 TDI y diferentes potencias: 110 CV (con caja manual de 5 cinco marchas), 150 CV (manual de seis velocidades o automática DSG7 de siete relaciones) y 198 CV (solo DSG7). Los dos propulsores más potentes se pueden adquirir con tracción total 4Motion.

Mide 4,9 metros largo, 1,9 m de ancho y 1,99 m de alto (puedes entrar en los aparcamientos públicos), y está homologada como turismo, no como vehículo mixto (la velocidad máxima en autopista y las inspecciones de la ITV son diferentes).

Probamos la Volkswagen California T6.1 Beach Tour

Hemos probado la versión de acceso de esta furgoneta para aventureros, deportistas o simplemente amantes del aire libre, la Beach Tour con el 2.0 de 150 CV (desde 55.865 euros) y con la muy recomendable caja automática (desde 57.500 euros).

Equipa de serie dos puertas laterales deslizantes (por primera vez), asientos giratorios delanteros, banco de tres plazas que se convierte en cama, indicador multifunción Plus con pantalla en blanco y negro (a color y con sistema de detección del cansancio cuesta 165 euros), llantas de 17 pulgadas, rueda de repuesto normal, iluminación interior y en techo levadizo (con cama de 1,2 m x 2 m de largo); cargadores USB tipo C en el tablero de instrumentos, dirección asistida electromecánica, regulador de velocidad con limitador de velocidad, carril para toldo (montarlo 645 euros),climatizador bizona, calefacción independiente programable o tomas de corriente de 12 V (de 230 V cuesta 875 euros),

En una de las puertas deslizable (llevan ventanillas manuales con apertura cuadrada) integra una mesa plegable y en el portón trasero dos sillas a juego, que se pueden complementar con un toldo montado en el lado izquierdo del techo.

En el interior podemos disfrutar de dos amplias camas

Además, en el interior se pueden desplegar dos amplias camas. La primera está situada en la zona trasera y hay que plegar la banqueta de la segunda fila para juntarla con la estructura que hay en la zona del maletero (no molesta para transportar nuestros enseres). Ésta operación la puede hacer una sola persona y nos permite descubrir que debajo de los asientos tenemos bandejas para poder guardar objetos.

La segunda de las camas está sobre las cabezas. Hay que recoger la cortinilla de plástico que hay encima de la parte delantera y soltar los engranajes para que se despliegue hacia arriba (no se puede llevar abierta en marcha). En vez de llevar lamas equipa unos discos de plástico para ser más confortable. Por 295 euros suma una ventanilla delantera muy práctica.

Para aislarnos de miradas indiscretas disponemos de cortinillas integradas en las ventanillas y desde la pantalla multifunción controlamos la climatización, la intensidad de las luces (podemos simular un amanecer para despertarnos), comprobar el estado de la batería (con la función carga máxima podemos recargala en marcha) o ver si hemos aparcado en una zona inclinada.

En la parte trasera, hay otra pantalla para regular la climatización de forma independiente.

Algunos extras aconsejables son la cámara de marcha atrás (320 euros), el portón trasero con abertura para ventanilla y cierre final asistido (170 euros), la toma de corriente delante y linterna magnética (85 euros), los neumáticos para todas las estaciones (200 euros), la batería y el alternador con mayor capacidad (95 euros) o la calefacción para los asientos de la cabina (490 euros).

También los modos de conducción del Drive Select y suspensión adaptativa DCC con tren de rodaje dinámico (1.615 euros) y, para los más sibaritas, pintura bicolor (precio 3.225 euros), cuadro de instrumentos digital (690 euros) y navegador (desde 980 euros). Todos ellos los monta nuestra unidad de prueba y facilita y hace más segura la conducción, como sucede con muchos de las ayudas a la conducción opcionales.

El motor diésel de 150 CV es muy equilibrado

Por lo que respecta al 2.0 TDI de 150 CV es un motor muy recurrente en el Grupo Volkswagen que destaca por su eficiencia y equilibrio. Es suficiente para viajar a ritmos ágiles con la California, un vehículo con el que lo que se busca es llegar -no ser el primero- después de hacer todas las paradas que se nos ocurran.

La respuesta al acelerador es muy lineal, por lo que su conducción se asemeja más a la de un turismo y está exenta de los tirones típicos de algunas furgonetas.

Con la caja automática es muy confortable de manejar y con un consumo de 8,5 l/100 km.

Todo un hotel rodante

El amplio y confortable espacio interior que nos ofrece le hace un vehículo muy recomendable en un momento en que este tipo de vehículos se está poniendo de moda para disfrutar de un descanso o unas as vacaciones "seguras" frente al pandemia del covid-19.

La California T6.1 es un hotel rodante en el que disfrutar de la carretera y de las vistas que busquemos con todo tipo de comodidades. Si además se es "manitas", se puede personalizar o dotarla de más huecos siguiendo los consejos y trucos de muchos de sus usuarios que hay repartidos por todo el mundo y que los comparten en las redes sociales.

FICHA TÉCNICA

-----------------------

Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,90 m/1,90 m/1,99 m

- Motor: diésel

- Cilindrada: 1.968 c.c.

- Número de cilindros: cuatro

- Potencia: 150 CV

- Par máximo: 340 Nm

- Aceleración de 0 a 100 km/h: .N.D

- Velocidad máxima: 182 km/h

- Caja de cambios: automática de siete velocidades

- Tracción: delantera

- Consumo medio: 7,89 l/100 km

- Capacidad del maletero: 605 l

- Capacidad del depósito: 70 l

- Precio: 57.500 euros