El fabricante automovilístico alemán Volkswagen y el estadounidense Ford han informado este viernes de que han decidido ampliar su cooperación, que desde enero ya existe en los vehículos comerciales ligeros, al área de eléctricos y conducción autónoma.

Volkswagen invertirá con Ford en la empresa Argo AI, que está especializada en plataformas de software para la conducción autónoma, que ambas quieren introducir en EEUU y Europa.

Con esta inversión, el valor de Argo AI aumenta hasta 7.000 millones de dólares (6.200 millones de euros).