EFEMadrid

Volvo Car España cerrará este año con un aumento de las ventas del 4 % (en un mercado que caerá entre un 4 y un 5%) y la previsión para 2020 es que sus matriculaciones subirán un 10% en un entorno igual de bajista, según el consejero delegado de la marca, José María Galofré.

En un encuentro con la prensa, el máximo directivo de la filial española del fabricante de automóviles sueco ha cifrado en 15.600 las unidades que entregarán en 2019 (a noviembre pasado ya habían vendido 14.371) y en 18.150 las que matricularán en 2020.

Para 2025 el objetivo en España es que las ventas asciendan a las 25.000 unidades, de acuerdo con el consejero delegado.

Volvo Car España vuelve a ganar cuota de mercado en 2019

Galofré también ha destacado que, en el ejercicio que está a punto de acabar, Volvo Car vuelve a ganar cuota de mercado, hasta el 1,3% de penetración (una décima más que en 2018). El año que viene nuevamente se incrementará hasta el 1,45%.

Según ha recordado, esto viene sucediendo de forma continuada desde 2014, año en que vendieron en  España 8.139 unidades, lo que les permitió lograr una cuota de mercado del 0,95%.

En 2015 matricularon 10.640 vehículos (su cuota fue del 1%), 13.408 (1,1%) en 2016, 13.452 (1,1%) en 2017 y 15.850 (1,2%) en 2018.

La rentabilidad de la red es del 2%, por encima de la media

En cuanto a la rentabilidad de la red de concesionarios de Volvo Car España ha indicado que, en los últimos años, está en el entorno del 2%, una cifra que se va a mantener en 2019 y que supone superar en medio punto a la media del sector.

José María Galofré también ha informado de que actualmente el 30% de los vehículos que matriculan es bajo la modalidad de renting, de la que ha precisado que es más rentable para el concesionario que la venta tradicional, ya que sirve para fidelizar al cliente tanto en el taller como en la renovación del automóvil una vez que acaba el alquiler a largo plazo.

Otro dato que ha ofrecido es que Volvo Car tiene el mayor índice de lealtad de clientes del mercado español en postventa, lo que ha dicho es un "orgullo" para la marca.