Volvo Car espera que el sentido común vuelva a prevalecer entre Estados Unidos y China, ya que la guerra comercial en la que están inmersos podría afectar al objetivo de ventas mundiales que se ha marcado el fabricante sueco de automóviles para 2019, en el que espera lograr su sexto récord consecutivo a nivel mundial.

La reflexión la ha hecho el senior advisor de Volvo Car Corporation Germán López Madrid durante un encuentro anual con la prensa española, en el que se ha presentado la nueva berlina de la gama, la S60 .

En 2018, Volvo Car comercializó en todo el mundo 642.253 vehículos (es la primera vez desde que se fundó la automovilística (en 1927), que se supera la barrera de las 600.000 unidades vendidas), el 12,4 % más que en 2017, cuando se matricularon 571.577 unidades.

Para 2020 el objetivo del fabricante europeo es alcanzar las 800.000 unidades, a lo que contribuirá la estrategia de electrificación de sus vehículos (a partir de 2019 todos los nuevos que lance al mercado contarán con un motor auxiliar eléctrico) en la que está inmersa.

El modelo de negocio de Volvo Car es el libre negocio

Tal y como ha recordado, el modelo de negocio de Volvo Cars -propiedad del consorcio automovilístico chino Geely- se basa en el libre comercio, por lo que las disputas entre EEUU y China pueden "poner en peligro" su actividad.

En 2018, las ventas de Volvo en Estados Unidos -desde el año pasado, por primera vez en su historia, fabrica en Charleston, Carolina del Sur- fueron de 98.263 vehículos, el 20,6 % más que un año antes.

En China ascendieron a 130.593 automóviles, el 14,1 % más que en 2018; y en Europa a 317.838 unidades, el 6,4 % más en tasa interanual.

Las ventas globales de  Volvo Car en abril crecen el 8,9%

Entre enero y abril de este año, las ventas globales de Volvo Cars han crecido un 8,9 % más en comparación con el mismo período de 2018, hasta los 217.855 vehículos (de ellos 56.535 en abril, el 7,4 % más en tasa interanual).

En Europa, en los cuatro primeros meses del presente ejercicio se han matriculado 114.483 unidades (el 8,1 % más), en China 42.078 (7,3 % más) y en EEUU 30.425 (7,1 % más).

Volvo Cars prevé continuar con esta tendencia positiva en lo que queda de ejercicio y que 2019 sea de nuevo un año récord, el sexto consecutivo, gracias a las mayores ventas de SUV, donde Volvo está bien posicionado, según el español Germán López Madrid.

Volvo Car España crecerá este año el 3% y venderá menos diésel

Por lo que respecta a Volvo España, ha recordado que en 2018 se vendieron 15.850 unidades (el 18 % más que en 2017) y la previsión para 2019 es llegar a 16.400 (el 3 % más en tasa interanual).

La cuota de mercado con la que cerraron fue del 1,1 % y la previsión para este año es superar el 1,23 %, en un mercado que se mantendrá plano, con 1.334.000 unidades.

En 2018, del total de ventas, un 60% fueron con motorizaciones diésel, frente a un 37% de gasolina y un 3% de híbridos enchufables; cuando un año antes fueron, respectivamente, 87%, 12% y 1%.

Para 2019, las cifras que maneja la marca apuntan a que los diésel supondrán el 40% de las matriculaciones, el 50% gasolina y 10% híbridos enchufables.

Esto supone que, de 2017 a 2019, los diésel habrán caído 47 puntos porcentuales, casi los mismos (concretamente 48) que habrán ganado los gasolina, mientras que los hbíridos enchufables habrán ganado 9.