EFEMadrid

Volvo Car Group, que integra las filiales estratégicas Lyink & Co y Polestar, ya ha fabricado más de 600.000 automóviles con la nueva plataforma de arquitectura modular compacta (CMA).

La CMA fue desarrollada por la sueca Volvo Cars y la china Zheijang Geely (filial del grupo Geely, que compró Volvo el 2 de agosto de 2010 a la estadounidense Ford).

La plataforma se utilizó por primera vez en 2017 en el nuevo SUV de la marca sueca, el Volvo XC40 y, por su diseño modular, ha servido de base para los modelos 01, 02, 03 y 05 de la china Lynk & Co; y para el Polestar2 2020 eléctrico y el primer modelo totalmente eléctrico de Volvo, el XC40 Recharge P8.

En una nota, el director ejecutivo de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, ha asegurado que están muy orgullosos de las cifras de ventas de sus vehículos CMA, lo que demuestra que estos diez últimos años con Geely han sido "muy fructíferos", lo que va a permitir seguir aprovechando las "magníficas alianzas" que se han forjado dentro del grupo para seguir creciendo y creando sinergias.

Volvo Car se ha fijado para 2025 que la mitad de sus ventas en todo el mundo corresponda a vehículos cien por cien eléctricos, y el otro 50% a híbridos.