EFECopenhague

El fabricante de automóviles sueco Volvo Cars superó por primera vez en 2019 la barrera de los 700.000 vehículos vendidos en un año, con 705.452 unidades, casi un 10 % más interanual.

Según ha informado este martes la empresa, propiedad del consorcio automovilístico chino Geely, el nuevo récord de ventas, por sexto año seguido, estuvo impulsado sobre todo por sus tres modelos SUV (XC40, XC60 y XC90), que le ayudaron a ganar cuotas de mercado en la mayor parte de los países en que está presente.

Las ventas subieron así un 18,7 % en China y un 10,1 % en Estados Unidos, mientras que en países como Australia, Bélgica, Brasil, Polonia, Portugal, Hungría, República Checa y Corea del Sur se alcanzaron números récord.

Las ventas de Volvo en diciembre las mejores de su historia

Diciembre fue el mejor mes en ventas en los 93 años de historia de la compañía, con 74.239 unidades, un 23,4 % más que en el mismo período del año anterior.

Volvo Cars registró además una fuerte demanda de sus vehículos electrificados, tanto en ventas registradas como en pedidos al por menor, con 45.933 modelos híbridos conectables vendidos, un 22,9 % más que en 2018 y más del doble que en 2017.

El fabricante sueco extenderá su línea de vehículos recargables por todos sus mercados este año y espera que la venta de híbridos suponga el 20 % ciento del total en 2020.

Volvo Cars ganó en los nueve primeros meses de 2019 5.774 millones de coronas (538 millones de euros) netas, un 14 % menos, según el resultado presentado en octubre y que la compañía explicó por la competencia en los precios, efectos de cambio de divisa adversos y mayores gastos en investigación.