EFEBerlín

El fabricante de vehículos sueco Volvo Cars, propiedad de la china Geely, registró en el primer semestre del presente año un beneficio neto de 3.398 millones de coronas suecas (323 millones de euros), un 38,8 % menos que en el mismo período de 2018, ha informado este jueves la compañía.

El beneficio bruto (ebitda) ascendió a 13.300 millones de coronas suecas (1.264 millones de euros), un 7,9 % menos interanual; y el beneficio neto de explotación (ebit) a 5.519 millones de coronas (524 millones de euros), el 29,6 % menos; mientras que la inversión en I+D+i repuntó un 28,8 %, hasta los 6.304 millones de coronas suecas (599 millones de euros).

Entre enero y junio del presente ejercicio, Volvo Cars vendió en todo el mundo 340.826 vehículos, un 7,3 % más en términos interanuales (de los que 21.015 fueron electrificados, un 9,6 % más).