Un 25  por ciento de los españoles espera viajar durante el último trimestre del año pese al coronavirus siempre que las condiciones de seguridad y las restricciones de movilidad lo permitan, 3 puntos menos respecto a las mismas fechas del año anterior, según un estudio de la consultora Braintrust.

El estudio revela que un 42 % de los españoles declara tener dudas a la hora de viajar por la situación sanitaria y miedo al contagio de la covid, mientras un 20 % manifiesta preocupación por la situación económica y la crisis.

La consultora ha apuntado que el perfil del turista que se plantea viajar durante este periodo a pesar de la covid tiene entre 18 y 30 años (33 %) o entre 40 y 55 años (32 %), y procede de Castilla y León (37 %) o de Madrid (43 %).

Es un perfil de viajero al cual no frena el riesgo a la hora de tomar decisiones (40 %) y que ha tenido que cancelar algún viaje durante 2020 (39 %).

En cuanto al destino (que puede variar en función de las regulaciones de movilidad que se establezcan), el 14 % opta por los destinos europeos y solo el 4 % se plantea viajar fuera de estos territorios.

España, sin ir más lejos

Desde Braintrust han señalado que la mayoría de los españoles (82 %) prefiere quedarse en territorio nacional y, así, las comunidades autónomas que pueden ganar viajeros respecto a 2019 son Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra y Aragón, mientras que las que pueden perder cuota en viajeros son Madrid, Extremadura y Baleares.

Respecto al presupuesto, el estudio pronostica una caída en comparación al año anterior, pasando de cerca de 900 euros de media a 780, como consecuencia de los cambios de destino y de la duración del viaje.

Un viajero disfruta de la naturaleza. Efetur

En cuanto al canal de reserva, el contacto con la compañía seguirá siendo el medio más utilizado, aunque pierde peso con respecto a 2019 (38 % frente a 33 %) junto con los comparadores y agregadores, que pasan de 16 % a 31 %.

Las agencias de viajes en línea también ganan cuota (17 % frente al 20 %), y las tradicionales consiguen mantenerse, perdiendo dos puntos en comparación a los datos de 2019.

Casas frente a hoteles

Los servicios sueltos serán los más buscados por los viajeros en estos canales (68 %), así como los paquetes dinámicos (19 %), mientras que los organizados pierden protagonismo al ir relacionados con las multitudes que el viajero trata de evitar (10 %).

Respecto al tipo de alojamiento, el estudio revela preferencia por las casas familiares o de amigos (21 %) y las casas de alquiler (19 %), aunque los mayores incrementos se producen en las segundas residencias (15 % frente a 3 % en 2019) y hoteles rurales (12 % frente a 7 %).

Los más perjudicados serán los hoteles de zona urbana, que pasan de un 30 % en 2019 a un 17 % en 2020.

En cuanto al transporte, aumenta el uso del coche propio, que pasa de 58 % en 2019 al 64 % en 2020, y las autocaravanas experimentan una mayor demanda (3 % ante el 0,1 % de 2019).

Por el contrario, las aerolíneas se van a ver afectadas con caídas de dos puntos en el caso de las tradicionales (13 % ante el 15 %) y de seis puntos en el caso de las de bajo coste (12 % frente al 18 %).