Ramiro Fuente | EFEMadrid

¿Qué verificamos?

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llora por los contenedores de basura quemados durante las protestas violentas contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

Conclusión

Es falso. Las imágenes son de hace más de año y medio, cuando fue reelegida alcaldesa tras unas tensas negociaciones de investidura.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no ha llorado en una entrevista por los contenedores de basura quemados en la capital catalana durante las protestas contra el encarcelamiento de Pablo Hasél, como afirman mensajes difundidos en Twitter que sacan de contexto imágenes tomadas hace más de año y medio.

Desde este miércoles han circulado en Twitter publicaciones con fotos de Colau en las que se enjuga las lágrimas, acompañadas de mensajes en catalán que la critican o se burlan de ella porque, según afirman, "llora desconsolada por la quema de contenedores". Algunas de ellas fueron borradas este jueves.

"Mañana nos pasará el informe de las bajas y su preocupación por atravesar tres cruces del Ensanche para poder tirar la basura", añadía con ironía uno de estos mensajes, publicado después de que, la noche anterior, ardiera en Barcelona una cincuentena de contenedores durante las protestas callejeras por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél.

Nada que ver con las protestas por el encarcelamiento de Hasél

En realidad, esas imágenes no tienen nada que ver con la quema de contenedores ni con los altercados durante las protestas por el encarcelamiento de Hasél, sino que corresponden a una entrevista radiofónica de Colau en junio de 2019, días después de que fuera reelegida alcaldesa en un tenso pleno municipal.

El 18 de junio de aquel año, Colau concedió una entrevista a la emisora RAC1 en la que rememoraba las "durísimas" semanas que había vivido como consecuencia de las complejas negociaciones para obtener el acuerdo de investidura, unos días en los que, según afirmó, había oído insultos dirigidos a ella por parte de simpatizantes independentistas como "traidora" y "puta".

Cuando el presentador del programa matinal "El món a RAC1", Jordi Basté, le pregunta si en algún momento de aquellas negociaciones llegó a pensar en tirar la toalla como alcaldesa y decir "Aquí os quedáis", Colau contesta "Claro que lo he llegado a pensar, claro...". Poco después, al ser preguntada sobre el momento concreto en que lo había pensado, se le quiebra la voz.

Al comprobar que la alcaldesa no puede reprimir las lágrimas, Basté explica a los oyentes "Se emociona Ada Colau". Y, antes de que el presentador interrumpa momentáneamente la entrevista con una pausa publicitaria para que ella pueda recuperarse, la alcaldesa explica sus lágrimas: "Es porque pienso en mis hijos".

Colau, que, ya más serena, recuerda cómo tuvo que escuchar "cosas muy duras" durante las negociaciones de investidura, había sido reelegida alcaldesa tres días antes en un pleno municipal lleno de tensión, gracias al apoyo del PSC y tres de los concejales del grupo Barcelona pel Canvi-Cs,que encabezaba el ex primer ministro francés Manuel Valls.

"La violencia no es el camino"

Las imágenes de vídeo de aquella entrevista fueron muy difundidas entonces en todo tipo de medios de comunicación. Y de ellas se han obtenido las fotografías difundidas estos días en Twitter, pero quienes las usan han tergiversado su sentido para atribuir las lágrimas de Colau a un supuesto pesar por los contenedores quemados durante los disturbios de Barcelona.

Este jueves, horas antes de que empezaran a circular los mensajes en Twitter, la alcaldesa había afirmado, en otra entrevista en RAC-1, que "el encarcelamiento de Pablo Hasél causa indignación, pero la violencia no es el camino", al tiempo que informaba de que, en Barcelona, habían ardido la noche anterior en torno a 50 contenedores de basura, valorados en unos 70.000 euros.

Tras expresar "todo el respeto al ejercicio del derecho a la manifestación", Colau insistía: "Manifestarse no es un problema, al contrario, pero pido que no se recurra a la quema de contenedores, que no resuelve nada, y menos en un contexto de crisis".

En resumen, las lágrimas de la alcaldesa de Barcelona no tienen que ver con los contenedores de basura quemados durante los recientes altercados tras el encarcelamiento de Pablo Hasél y corresponden a una entrevista de junio de 2019, días después de su reelección como regidora de la capital catalana tras unas tensas negociaciones políticas.

Fuentes:

- Entrevista a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la emisora RAC1. 18 de junio de 2019.

- Entrevista a la alcaldesa de Barcelona en RAC1 tras los disturbios durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. 18 de febrero de 2021.