Sergio Hernández | EFEMadrid

¿Qué verificamos?

Cuatro niños han muerto en Alemania como consecuencia del uso de la mascarilla. 

Conclusión

No es cierto. Las autoridades no tienen constancia de tres de las muertes y tampoco hay indicios de que el uso de la mascarilla esté relacionado con el cuarto fallecimiento.

Es falso que cuatro niños hayan muerto en Alemania por el uso de mascarillas, como sostienen mensajes en Facebook y Twitter que difunden denuncias acerca de tres fallecimientos de los que no hay constancia y una cuarta muerte sobre la que no hay indicios que la relacionen con esa causa.

En las últimas semanas han circulado en redes sociales contenidos de texto y vídeo en los que se afirma que cuatro niños han fallecido en distintos puntos de Alemania por habérseles obligado a usar mascarilla. Hay quien habla de "maltrato infantil" e incluso de "masacre" y quien asegura que se somete a los menores a un "peligro de muerte" para "ganar dinero" con las vacunas e instaurar "una dictadura".

Algunos de los mensajes citan al médico alemán Bodo Schiffmann, quien ha publicado diferentes vídeos en los que denuncia la muerte de tres menores en una semana por este motivo.

En el difundido en España el 1 de octubre se refiere a la muerte del tercero. Entre lágrimas, Schiffmann afirma: "Los niños mueren porque llevan mascarilla para una enfermedad que no existe". Al mismo tiempo, rechaza ser "un teórico de la conspiración" o un "covidiota".

El médico pide a "padres y profesores" que salgan a las calles si no quieren ser "denunciados" por aplicar unas medidas de cuya ejecución, según argumenta, son "responsables".

Acusaciones sin pruebas y desmentidos oficiales

Lo cierto es que no hay constancia alguna de la existencia de tres de las cuatro muertes denunciadas y, en el único caso de fallecimiento real, tampoco hay indicios de que se haya debido al uso de la mascarilla.

La Fiscalía y la Policía de las regiones afectadas han desmentido estas acusaciones sin pruebas, que también han sido refutadas por varios medios de comunicación alemanes, y el autor de los vídeos virales es un conocido negacionista, cuya credibilidad ya había sido cuestionada con anterioridad.

La propagación de estas informaciones falsas empezó con la muerte de una niña de 13 años que se había desplomado en un autobús escolar en el barrio de Büchelberg de la localidad de Wörth am Rhein, en Renania-Palatinado, y falleció en el hospital.

La defunción, ocurrida el 7 de septiembre, fue atribuida al uso de la mascarilla por internautas que no citaban ninguna fuente que corroborara esta explicación.

Sin embargo, tras la autopsia, la fiscal jefe de Landau, Angelika Möhlig, encargada de la investigación, exponía en un comunicado que no estaba clara la causa del deceso y que había encargado más exámenes médicos forenses.

Otro de los casos denunciados hace referencia al supuesto fallecimiento por llevar mascarilla de una niña de 6 años en la localidad de Schweinfurt, en la región de Baja Franconia, perteneciente al estado federado de Baviera.

La Policía de la Baja Franconia negó el 1 de octubre la existencia de esta muerte con un mensaje en Facebook en el que alertaba sobre la difusión de las noticias falsas.

Además, la agencia alemana DPA informa de que se han denunciado otra dos muertes sin constancia por parte de las autoridades, una niña en Wiesbaden (Hesse) y un niño en un lugar del que se citan distintas localizaciones que lo ubican en Frisia Oriental o en Frisia Septentrional, regiones que pertenecen a estados federados diferentes.

Un conocido negacionista alemán

En cuanto al autor del vídeo, se trata del otorrinolaringólogo Bodo Schiffmann, quien, junto al abogado Ralf Ludwig, fue cofundador de Widerstand2020 (Resistencia2020), un partido negacionista de la pandemia que se opone a las medidas adoptadas por el Gobierno alemán y los estados federados para hacer frente a la COVID-19.

Hace unos meses, Schiffmann abandonó ese partido para impulsar otro movimiento negacionista, Wir2020 (Nosotros2020).

En su vídeo del pasado día 1, Schiffmann dice conocer "la historia completa" que hay "detrás" de estas muertes, pero no la explica. "Ya la oiréis, de otra forma no os la vais a creer", advierte a su audiencia, antes de quejarse de que sus espectadores le estén "machacando" al pedirle las "fuentes" de estas denuncias.

"Mi canal probablemente será censurado hoy o borrado por completo", añade tras realizar estas acusaciones sin pruebas. Y pide por tanto a sus seguidores que sean ellos quienes difundan esos mensajes.

Este vídeo sucede a otro de amplia difusión en redes sociales en el que Schiffmann había denunciado, también sin prueba alguna, la muerte de dos niños por llevar mascarillas y en el que acusaba al Gobierno alemán de un comportamiento "fascista" por su actuación contra la COVID-19.

Los expertos descartan efectos nocivos de las mascarillas

Las denuncias infundadas sobre estas muertes de niños, surgidas en Alemania y propagadas en otros países, como España, son una muestra más de las falsedades sobre el uso de las mascarillas que ya han sido desmontadas por expertos, sociedades médicas y autoridades sanitarias en los últimos meses.

Así, especialistas médicos e instituciones sanitarias niegan que el uso de mascarillas cause hipoxia (déficit de oxígeno) o intoxicación con CO2.

Descartan igualmente que provoquen infecciones -si se renuevan o se lavan adecuadamente- o pleuresía (inflamación de la pleura, la membrana que recubre los pulmones).

Fuentes:

- Comunicado de la Fiscalía de Landau.

- Cuenta en Facebook de la Policía de la Baja Franconia.

- Informaciones de la DPA.

- Directorio médico alemán Doctena.

- Diario alemán Rhein-Neckar-Zeitung.

- Información de EFE Verifica "Los bulos más virales de los 'antimascarillas'".