Sergio Hernández I EFEMadrid

¿Qué verificamos?

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables.

Conclusión

Es falso. El tribunal considera que las autoridades sanitarias no pueden decretar medidas de privación de libertad en un fallo sobre un confinamiento por covid-19 de cuatro turistas, pero las dudas sobre la precisión de las PCR expresadas en la sentencia no afectan a las restricciones.

No es cierto que un tribunal portugués haya levando el confinamiento en el país porque las pruebas PCR no son fiables, como aseguran varios mensajes en las redes sociales que tergiversan una sentencia del Tribunal de Apelación de Lisboa sobre el aislamiento de cuatro turistas alemanes.

En los últimos días han proliferado en redes sociales como Facebook y Twitter mensajes que afirman que un tribunal portugués ha levantado el confinamiento en el país porque las pruebas PCR no son fiables.

Los autores de estas publicaciones suelen celebrar la decisión, que consideran como una señal de que las restricciones pueden ser revocadas en más países.

Una sentencia muy diferente

Esos mensajes tergiversan una sentencia del 11 de noviembre del Tribunal de Apelación de Lisboa sobre el confinamiento por la covid-19 de cuatro turistas alemanes en las Azores.

El fallo considera que las autoridades sanitarias no están facultadas para decretar la privación de libertad.

Las dudas que el citado tribunal expresa sobre la precisión de las PCR no afectan a las medidas de restricción en Portugal, cuyo Parlamento ha prorrogado este viernes el estado de emergencia hasta el 8 de diciembre.

Sin embargo, algunos de las publicaciones citadas reproducen un artículo del portal de internet mpr21 con el siguiente titular: "Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables".

En texto se refiere a una supuesta decisión del "Tribunal portugués de Apelación".

De acuerdo con esta interpretación, el fallo judicial señala que "es ilegal" imponer el confinamiento a las personas basándose en el resultado positivo de uno de esos test.

Esa lectura no concuerda con el resumen de la sentencia elaborado por el relator del tribunal y recogido en la web del Instituto de Gestión Financiera y Equipamiento de Justicia (IGFEJ), dependiente del Ministerio de Justicia luso, así como en el portal especializado vLex Portugal.

Según esa información, el Tribunal de Apelación de Lisboa, uno de los cinco órganos jurisdiccionales de este tipo que existen en el país, sentenció que la Administración Regional de Salud (ARS) de las Azores "no puede apelar una decisión que ordenó la liberación inmediata de cuatro personas" por "no tener legitimidad".

Solo pone fin al confinamiento de los turistas

La sentencia recurrida consideraba que esas cuatro personas, turistas alemanes de vacaciones en el archipiélago portugués, habían sido objeto de una "detención ilegal", lo que es confirmado por el fallo del tribunal lisboeta.

Algunos medios de comunicación portugueses han destacado el hecho de que la sentencia considere que "las autoridades sanitarias no están facultadas para decretar medidas de privación de 'libertad'", como ha informado la agencia de noticias Lusa.

El sitio web de la revista semanal de información general Sábado explica que los turistas afectados son cuatro ciudadanos alemanes que habían llegado a las Azores en agosto con sendas pruebas negativas realizadas en su país.

Uno de ellos, la hija de la pareja, dio positivo siete días después de su llegada a la isla de San Miguel, lo que llevó a las autoridades sanitarias regionales a ordenar su aislamiento.

Descontentos por el tratamiento recibido por las instituciones locales, los turistas consiguieron su liberación inmediata por medio de un habeas corpus, un procedimiento judicial al que puede acudir cualquier persona privada de libertad si estima que lo está ilegalmente, a fin de que un juez verifique la legalidad de la citada privación.

El fallo no afecta a las medidas nacionales

La puesta en libertad ordenada judicialmente fue recurrida por la ARS de la Azores al Tribunal de Apelación de Lisboa, que en su sentencia indica que la citada Administración Regional de Salud no es una de autoridades previstas por la Constitución para ordenar la privación de libertad.

El fallo también destaca el hecho de que ninguno de los turistas afectados fuera atendido por un médico, lo que califica de "inexplicable".

Es cierto que el tribunal señala que "en vista de la evidencia científica actual, esta prueba es, en sí misma, incapaz de determinar, más allá de toda duda razonable, que tal positividad corresponda, de hecho, a la infección de una persona con el virus SARS-CoV-2".

No obstante, eso no ha afectado a la prórroga ordenada este viernes por el Parlamento portugués del estado de emergencia -el nivel de alerta más alto- durante quince días más, hasta el 8 de diciembre.

La decisión del órgano legislativo tendrá como consecuencia nuevas medidas restrictivas del Gobierno para luchar contra la pandemia de covid-19, que serán anunciadas este sábado por el primer ministro, António Costa.

El vigente estado de emergencia ha permitido establecer el toque de queda en 191 comarcas, entre ellas Lisboa y Oporto, ya que todas ellas mantienen una prevalencia superior a 240 casos positivos por cada 100.000 habitantes.

La medida impide salir a la calle de lunes a viernes de 23.00 a 05.00 horas y los fines de semana entre las 13.00 y las 05.00 horas.

Los residentes en los municipios con esas restricciones suponen el 80 % de la población de Portugal.

 Fuentes:

- Instituto de Gestión Financiera y Equipamiento de Justicia (IGFEJ), entidad dependiente del Ministerio de Justicia de Portugal.

- Portal de información jurídica vLex Portugal.

- Agencia de noticias Lusa.

- Revista semanal de información general Sábado.

- Diccionario panhispánico del español jurídico.

- Informaciones de EFE sobre las medidas de lucha contra la pandemia de covid-19 en Portugal.