Sara Rodríguez y Ramiro Fuente | EFEMadrid

El PP asegura que el centroderecha habría obtenido mayoría absoluta de escaños en el Congreso si hubiera concurrido unido a las elecciones del 10N, bajo la marca "España Suma", pero para ello no habría bastado Ciudadanos, sino que habría hecho falta incluir a Vox en la misma candidatura.

"Si hubiéramos concurrido bajo ese paraguas de 'España Suma' que el Partido Popular planteaba, hoy el centroderecha tendría 178 escaños y, por tanto, estaríamos en un escenario totalmente diferente", aseguraba la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, durante una entrevista en TVE el pasado viernes.

No basta el apoyo externo de Vox

El PP reprochó a Ciudadanos en vísperas de los últimos comicios generales que la formación naranja hubiera rechazado su oferta de concurrir en coalición como "España Suma", pero la unión de los votos de ambas fuerzas políticas en una misma lista y los de Vox con su propia candidatura no habrían dado la mayoría absoluta a la derecha.

Con la aplicación de la Ley d'Hondt a los resultados del 10N en cada una de las circunscripciones, una candidatura común PP-Cs habría logrado 115 escaños, frente a los 99 que han obtenido por separado el 10N (los 89 del Partido Popular y los 10 de Ciudadanos), mientras que Vox se habría quedado en 46 (alcanzó 52). Por tanto, el bloque de la derecha apenas habría sumado 161, quince escaños por debajo de la mayoría absoluta.

Sin embargo, esta era la idea del presidente del PP, Pablo Casado, cuando propuso el 19 de agosto a Ciudadanos la posibilidad de establecer una alianza puntual sin que ninguno de los dos partidos perdiera sus siglas o su programa electoral, al estilo del Navarra Suma, la plataforma que en los comicios del 28A había aglutinado ya en una misma lista a UPN, el PP y Cs en la comunidad foral.

Casado siguió lanzando mensajes a Ciudadanos con esta propuesta hasta el 29 de septiembre, el mismo día que se agotaba el plazo para el registro de coaliciones, y el portavoz del partido en el Senado, Javier Maroto, llegó a cifrar en 40 el número de escaños que podrían mejorar PP y Cs si concurrían juntos, como resultado de un avance de ambos partidos en 20 diputados una vez coaligados y un retroceso de otros 20 por parte del PSOE y Unidas Podemos.

Imprescindible una macrocoalición imposible

No obstante, el líder del PP tampoco olvidaba a Vox en sus advertencias contra la fragmentación del voto entre su partido, Ciudadanos y esa fuerza política, de modo que la propuesta formal de coalición lanzada a Cs se combinaba con guiños a la formación de Santiago Abascal, quien llegó a despreciar en público "ese España Suma que andan proponiendo a diestro y siniestro".

Y es que, en realidad, solo con Vox dentro de la coalición España Suma habrían logrado las fuerzas del bloque de la derecha superar los 175 escaños y alcanzar de este modo el objetivo de la mayoría absoluta.

No habrían sido 178 escaños, como afirma Gamarra, pero sí 176 los diputados que habría obtenido la derecha si se hubieran concentrado en una lista única PP-Cs-Vox los votos recibidos por estas tres fuerzas políticas el 10N, mientras que el PSOE habría visto reducir su representación a 101 escaños, frente a los actuales 120. Pero esta macrocoalición era misión imposible. El PP nunca llegó a proponerla en público, consciente de que ni Ciudadanos ni Vox aceptarían convivir en una misma candidatura, del mismo modo que el partido liderado entonces por Albert Rivera siempre se había negado a compartir gobiernos autonómicos y municipales con la formación de Abascal.

Por tanto, una vez traspuestos los resultados del 10N a cada uno de estos dos escenarios (PP-Cs + Vox y PP-Cs-Vox) y confirmados por EFE los datos a través de dos simuladores electorales distintos según el sistema D'Hondt, al Partido Popular le saldrían las cuentas de la mayoría absoluta únicamente si hubiera acudido a las urnas en una imposible triple coalición junto a Abascal y Rivera.

En todo caso, nada hace presuponer que, ante una oferta de candidaturas distinta, los electores habrían respondido igual que hicieron el 10N, con un reparto idéntico de votos entre las distintas opciones políticas y el mismo nivel de participación.   

Fuentes:

- Resultados de las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019. Ministerio del Interior.

- Simuladores electorales con cálculo de resultados según el sistema D'Hondt.

- Declaraciones de Pablo Casado y otros dirigentes del PP recogidas por EFE durante la precampaña y la campaña electoral del 10N.